Cultura | JUEVES DE COMPADRES |

Origen del jueves de compadres y cómo se mantuvo hasta la actualidad

El maestro rural Carlos "Guri" Matorras nos cuenta el origen de esta celebración popular que en los antepasados no era igual a como se conoce hoy en día.

El Jueves de Compadres es una de las fechas más esperadas por los jujeños que lo celebran con el fin de reforzar los lazos entre familias. Si bien tiene origen en una antiquísima costumbre celta, se trasladó hasta nuestros días adquiriendo algunas modificaciones.

El maestro rural Carlos "Guri" Matorras nos cuenta al respecto, "Remontándonos en la historia es una festividad de origen celta que se celebraba para provocar noviazgos entre las poblaciones más jóvenes y se festejaba 60 días antes del domingo de resurrección".

En aquel entonces, lo típico de este día era que los hombres salieran solos pidiendo por las casas huevos y embutidos de la matanza que por la noche comían en casa de unos y otros. Después del banquete, tocaba 'echar la postura' que consistía en verter paja en las puertas de las casas de las mozas con el fin de que a la mañana siguiente cuando salieran a limpiar las pajas vigilarlas intentando entablar una relación.

"Trasladándonos a nuestras comunidades y como maestro rural percibí que las poblaciones practicaban sin querer el cooperativismo, prácticamente todas eran familias. Para reforzar esa amistad, esa familiaridad, buscaban los padrinazgos para estrechar los vínculos".

"A través del sincretismo religioso y la llegada de la religión católica se producen los padrinazgos. El jueves de compadres significa eso, el compromiso de velar por el bienestar del ahijado".

En Jujuy se acostumbra a que los compadres se reúnan a compartir un almuerzo, tomar chicha y cantar coplas. En la zona de los valles se reúnen en peñas, fortines, restaurantes o en las propias casas, aunque este año por el coronavirus será con algunas restricciones.

Embed

Dejá tu comentario