Jujuy | Gobierno | Hospital Zabala | Perico

Periqueños cansados de las promesas del gobierno para el Hospital Zabala

En uno de los nuevos informes del COE el gobierno provincial reiteró que comprará un tomógrafo para el Hospital Arturo Zabala de Perico, promesa que ya se había hecho meses atrás y nunca se cumplió. Esta situación generó malestar en la ciudadanía quienes señalaron que todos los años se hacen promesas pero ninguna se cumple.

  • El gobierno prometió, varias veces, la instalación de un tomógrafo en el Hospital Arturo Zabala pero hasta el momento no se cumplió.
  • Los vecinos de Perico expresaron su malestar por los anuncios políticos y falta de concreciones.
Periqueños cansados de anuncios y promesas del gobernador

Años atrás, y en el marco del Plan estratégico de salud, el ministro de Salud Gustavo Bouhid anunciaba la colocación de un tomógrafo computado para emergencias en el Hospital Arturo Zabala de Perico.

Este 2021, en una de las últimas conferencias del Comité Operativo de Emergencias, Gerardo y Gastón Morales volvían a habar de la compra del tomógrafo para dicho nosocomio.

La ciudadanía periqueña se cansó de anuncios y promesas que nunca se cumplen e hizo público su malestar.

Se ha hablado tanto desde la política, promesas, proyectos, compromisos y nunca se hicieron realidad. Han venido mintiendo durante un largo tiempo de la gente que estuvo y que está en el gobierno”, expresó un vecino.

Otro residente de la ciudad tabacalera remarcó: “Lo venimos diciendo desde hace tiempo, las necesidades el gobierno las saben. Dicen que van a traer un tomógrafo pero porque no lo traen directamente y no hacen promesas”.

Años atrás hablaron de la sala de terapia intensiva, el quirófano y siguen siendo anuncios. Queremos que las obras lleguen a nuestro hospital y la gente no muera por no tener los recursos. Años atrás hablaron de la sala de terapia intensiva, el quirófano y siguen siendo anuncios. Queremos que las obras lleguen a nuestro hospital y la gente no muera por no tener los recursos.

Una vez más, el gobierno peca de una de sus malas costumbres durante toda la gestión que ya lleva cinco años, la fiebre anuncialista.

Dejá tu comentario