Jujuy | GERARDO MORALES

Morales, irascible y preocupado por el reclamo de los estatales

El gobernador se molestó ante la consulta de Canal 2 por el pedido de aumento salarial de la dirigencia gremial. "No te voy a hacer la propuesta a vos", le respondió el gobernador a la periodista Berta Gerónimo. La provincia depende de la "buena voluntad" de Alberto Fernández para afrontar el pago de sueldos y el aguinaldo en el cierre de 2019.

  • Reclamo salarial de los trabajadores estatales: habló el gobernador Gerardo Morales.
  • El mandatario respondió de mala forma la consulta de una periodista de Canal 2.
  • Además dijo que recién a partir del 10 de diciembre se sabrá cuál es la nueva “relación financiera” entre Jujuy y el gobierno nacional.

La preocupación de Gerardo Morales por el cambio en el escenario nacional se exterioriza en algunos gestos que se observaron recientemente.

El gobernador de Jujuy cambia su semblante cuando habla de la relación que mantendrá con el gobierno que a partir del 10 de diciembre tendrá a Alberto Fernández como presidente.

El pronunciado déficit que su gestión no sólo heredó si no que profundizó, hace que el estado sea inviable a menos que reciba fondos del estado nacional. Mauricio Macri fue ampliamente generoso, pero la postura de Alberto Fernández es una incógnita.

El reclamo de los trabajadores estatales se inscribe en ese contexto: sólo la buena voluntad del presidente electo permitirá dar respuesta a los pedidos de recomposición salarial que plantea el Frente Amplio Gremial, que representa a la mayoría de los empleados públicos.

La semana que pasó los sindicatos anunciaron un paro - aunque sin definir la fecha – para esta semana.

La consulta obligada al mandatario provincial la realizó la cronista de Canal 2, Berta Gerónimo, quien sufrió el mal humor del mandatario.

Gobernador, los gremios lanzaron un paro para esta semana de no ser convocados hasta el día de mañana ¿cuál sería la propuesta del gobierno? Porque están reclamando una urgente recomposición salarial.

  • - Querida, no te voy a hacer la propuesta a vos.
  • - ¿No se puede dar a conocer algún porcentaje?
  • - No.
Más allá de la innecesaria forma que utilizó el mandatario, su preocupación anida en sus expresiones posteriores.

“Hay un cambio de gobierno el 10 de diciembre. Tendremos allí la certeza de cómo viene la relación financiera nación provincia para el futuro”, reconoció Morales.

En otras palabras, su vínculo con los futuros moradores de la Casa Rosada hoy es incierto, lo que depara una inquietante incertidumbre ante los compromisos ineludibles del cierre del año: dos cronogramas de pago de la administración pública (aproximadamente 5 mil millones de pesos), más el pago del aguinaldo (alrededor de 2 mil millones de pesos según los propios funcionarios de gobierno).

Además, todos los proyectos vinculados al cambio de la matriz productiva que enarbola la gestión Morales se encuentran en proceso, ninguno concluido ni generando renta.

Eso también es motivo de preocupación para la gestión actual.

“No he tenido contacto con las nuevas autoridades, más allá de algún vínculo y alguna comunicación con algunos referentes, estamos trabajando fundamentalmente en cerrar proyectos que ya teníamos en marcha como la planta de 200 megavatios, la de 100 distribuida, el crédito educativo que hemos tomado la decisión de continuar, estamos trabajando en consolidar ese tipo de proyectos”, dijo Morales.

La agenda de Casa Rosada se renovó. Por ahora, el gobernador de Jujuy sólo ve iconos grises cuando mira sus contactos de Whats app. Si lo agendan y deciden responderle, podrá ver las fotos de sus interlocutores. En casa de gobierno ruegan no ver dos tildes azules sin respuesta. El reclamo de los estatales dependerá de que a Morales no le claven el visto.

Dejá tu comentario