Mundo | Extranjeros | Bali | INDONESIA

En la isla de Bali al que no usa tapabocas lo castigan con 25 flexiones de brazos

A pesar de ser obligatorio el uso de tapa bocas, muchos extranjeros no siguen las reglas y deben hacer lagartijas o pagar una multa de 7 dólares.

  • El 90% de los infractores son turistas extranjeros, asegura la policía.
  • Son sancionados con 25 flexiones.
  • La sanción se reducía a quince repeticiones si el cubrebocas les descubría la nariz.

Sancionados con 25 flexiones. A algunos les recordará a un castigo del profesor de educación física del colegio pero en realidad es la multa que han tenido que pagar varios extranjeros después que las autoridades los sorprendieran sin mascarilla en la isla indonesia de Bali.

Turistas haciendo flexiones y sudando la gota bajo el calor tropical mientras les observan agentes uniformados son algunas de las imágenes que se han compartido recientemente en las redes sociales.

En Bali es obligatorio desde el año pasado llevar la mascarilla en lugares públicos para limitar la propagación del coronavirus. Pero decenas de extranjeros (en su mayoría residentes en la isla porque el turismo está prohibido por los mismos motivos de seguridad sanitaria) han sido detenidos desde principios de año, según informa la policía a la agencia France Presse (AFP).

Más de 70 personas fueron ordenadas a pagar en el momento los 7 dólares (100.000 rupias) que cuesta la sanción por no llevar mascarilla, pero otras 30 que no llevaban el dinero encima fueron castigados con la realización de 25 flexiones. La sanción se reducía a quince repeticiones si el cubrebocas les descubría la nariz.

image.png

Varios extranjeros han sido sancionados con castigos físicos en Indonesia tras rehusar pagar la multa de 7 dólares por eludir la normativa del covid.

El 90% de los infractores son turistas extranjeros, asegura la policía. "El respeto por el uso de mascarilla por parte de turistas extranjeros es muy bajo", advierte el agente Gusti Agung Ketut Suryanegara. "Primero, dicen que no conocen la normativa. Después dicen que se olvidaron la mascarilla, que se les mojó o dañó", añade.

Indonesia, el país más afectado por la Covid-19 en el Sudeste Asiático con más de 927.000 casos y 26.590 muertes en total, limitó el mes pasado la entrada de extranjeros a diplomáticos y viajeros con permisos de trabajo o residencia.

A aquellos residentes extranjeros que viven en la isla, las autoridades de Bali les han advertido que podrían llegar a deportarlos si no usan mascarilla e incumplen con la normativa anti covid. Pero muchos transeúntes, tanto indonesios como extranjeros, parecen ignorar estas reglas.

Una turista rusa, Margarita Chlapak, entrevistada por AFP en una calle del complejo turístico de Canggu, no usa mascarilla. "Trato de seguir los protocolos de salud. Si voy a una tienda, por supuesto que uso una mascarilla", dijo no obstante.

image.png

De hecho, la mano dura indonesia cayó sobre una joven estadounidense la semana pasada que, además de celebrar la supuesta tolerancia con la comunidad LGTB en la isla mayoritariamente musulmana de Bali, enumeraba las facilidades de entrada en el país en tiempos de pandemia.

El departamento de Inmigración indonesio indicó en un comunicado que Kristen Gray era sospechosa de "diseminar información perturbadora para la comunidad. Las autoridades alegaban que "su tuit, que invitaba a extranjeros a mudarse a Bali durante la pandemia" contradecía las normas indonesias sobre restricciones de entrada de extranjeros debido a la Covid-19.

Gray, que ha borrado los mensajes y su perfil de Twitter, considera que fue deportada por sus comentarios sobre la tolerancia sexual. "He hecho una declaración sobre LGTB y me van a deportar porque soy LGTB", declaró a los medios.

Embed

FUENTE: Clarín

Dejá tu comentario