Jujuy | Estudiantes | Educación | PANDEMIA

Educación virtual y el duro impacto de la pandemia para los chicos de quinto año

A seis meses del inicio de clases el desgaste de la modalidad virtual se hace evidente en el nivel de deserción escolar y en el bajo rendimiento de los alumnos. El Ministerio de Educación decide seguir avanzando desconociendo las necesidades de los estudiantes y sin abordar su bienestar desde una perspectiva integral.

  • La enseñanza virtual ha visibilizado el acceso desigual de los estudiantes a la tecnología y conectividad.
  • El Ministerio de Educación sigue avanzando con el dictado sin abordar el bienestar integral de los alumnos.
  • Los chicos de 5to año son los más afectados por el despojo de experiencias como la FNE y por todo lo que significa ser preuniversitario.

Bajo la premisa de “no perder el año” el gobierno avanzó con la Educación virtual, sin considerar el acceso desigual de alumnos y docentes a la conectividad y la tecnología.

Tras seis meses de clases el desgaste se puede medir en el nivel de deserción escolar y también en el bajo rendimiento de quienes todavía se esfuerzan por mantenerse conectados y cumplir con las exigencias de esta forma de estudiar.

Los más perjudicados resultan los alumnos de los últimos años de primaria y secundaria, para quienes 2020 era un año bisagra para su formación, y sin embargo hoy se ven sumidos en la incertidumbre de no saber si van a tener que repetir.

En el caso de Jujuy preocupa más el caso de los Estudiantes de quinto, con todo lo que significa ser preuniversitario, pensar y proyectar cuando el futuro es incierto, sumado al despojo de experiencias como la Fiesta de los Estudiantes, el viaje de egresados y otras vivencias de gran arraigo en Jujuy que los adultos y el propio Estado han decidido deja completamente de lado.

En diálogo con Radio 2, la investigadora del CONICET, Clarisa Otero, reflexionó, “Con toda la tradición que tiene Jujuy en lo que refiere a la despedida de los 5to año, las carrozas, uno dirá que es lo menor que lo que hay que valorar es la educación, la preparación, pero culturalmente la Fiesta Nacional de los Estudiantes es sumamente importante y todos estos chicos lo han perdido”.

Claro está que con la actual crisis sanitaria que vive la provincia la realización de la FNE no iba a poder ser como se la conoce pero tampoco las autoridades han mostrado indicios de pretender adaptarla, o al menos generar acciones destinadas a contener a la juventud.

“Uno puede decir hay cosas muchos más graves, sí, pero en esta pandemia estamos descuidando los aspectos sociales, los aspectos culturales, la contención, y no es menor”, expresó Otero.

Se han dejado de lado cuestiones esenciales al bienestar de los estudiantes para hacer énfasis en lo estrictamente académico, y esto dicho por docentes y alumnos, no ha generado buenos resultados.

La propia Ministra de Educación Isolda Calsina reconoció que alrededor de 41 mil alumnos jujeños quedaban fuera del sistema de enseñanza virtual por no tener internet.

Para la investigadora Clarisa Otero la pandemia no ha hecho más que visibilizar serias desigualdades, no sólo en lo tecnológico sino a nivel integral.

"El sistema de conectividad en Jujuy sabemos que es flojo y desigual, no hay equidad en el acceso y esto plantea diferencias sociales y una separación más marcada entre los alumnos que tienen los medios y los que no".

Se preguntó además, "qué pasa con aquellas familias que viven en lugares reducidos, que no tienen un espacio para estudiar o para tener diálogo con los docentes. Esto fue una vorágine de decir que 'hay que dar clases', 'no hay que perder el año' y no ha sido evaluado con todos estos condicionantes".

Consideró que en lo educativo "el año que viene va a ser un año para nivelar, recuperar lo que se perdió en el 2020 y avanzar en lo que se pueda con la currícula de 2021".

Sostuvo que "no se puede pedir más a los alumnos y a las familias de lo que ya han dado".

Dejá tu comentario