En Argentina

Mueren 120 personas al día por enfermedades relacionadas al tabaco

Cada 31 de mayo se conmemora el Día Mundial Sin Tabaco. En nuestro país unas 123 personas mueren al día por enfermedades relacionadas al consumo de tabaco y por año, la cifra asciende a 44 mil.

El 31 de mayo de cada año, la OMS y sus asociados celebran el Día Mundial Sin Tabaco con el fin de poner de relieve los riesgos asociados con el tabaquismo, tanto para la salud como en otros ámbitos, y abogar por políticas eficaces para reducir su consumo.

El lema del Día Mundial Sin Tabaco 2018 es: «Tabaco y cardiopatías». La campaña busca llamar la atención sobre:

- La relación entre el tabaco y las cardiopatías y otras enfermedades cardiovasculares, entre ellas el accidente cerebrovascular, que, conjuntamente, son las principales causas de muerte en el mundo. 

- Posibles medidas y acciones que destinatarios importantes, entre ellos los gobiernos y el público en general, pueden adoptar para reducir los riesgos para la salud causados por el consumo de tabaco.

 

La epidemia mundial de tabaco causa cada año más de 7 millones de defunciones, 900 mil de las cuales corresponden a personas no fumadoras que respiran humo de tabaco ajeno. Cerca del 80% de los más de mil millones de fumadores que hay en el mundo viven en países de ingresos medianos y bajos, que son los que soportan la mayor carga de enfermedad relacionada con este producto. El riesgo de cardiopatía coronaria se incrementa en un 25% en cónyuges fumadores pasivos. Y un 18% con exposición en lugares de trabajo

Las enfermedades no transmisibles constituyen más del 70% de las muertes en el país y dentro de este grupo, las enfermedades cardiovasculares representan la principal causa de muerte (40,2%).

En la Argentina, el tabaquismo tiene una tasa de mortalidad del 14%. Su consumo se inicia entre los 13 y 14 años y suele extenderse al menos 20 años, con un "pico" de adicción que se da entre los 28 y los 35.

Además, los relevamientos indican que dentro de las diez principales causas de muerte en el mundo, ocho están relacionadas con el tabaquismo.

La última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo arrojó que el 25% de la población adulta fuma tabaco. A su vez, el cigarrillo impacta en los fumadores pasivos, un 27,6% de la población está expuesta al humo de tabaco ajeno en el hogar, un 25% en el ámbito laboral y un 23% en bares y restaurantes.

 

La mayoría de los fumadores (70%) quiere dejar de fumar pero no tiene la motivación suficiente, 46% planea dejar de fumar dentro del año, y 30% de los fumadores intenta dejar de fumar en un año.

Está comprobado que dejar de fumar, a cualquier edad, disminuye muy rápidamente el riesgo de enfermedad cardiovascular. 

A las 24 horas: ya comienza a reducirse la posibilidad de un ataque cardíaco.

Entre la segunda semana y los tres meses: mejora la circulación y la capacidad pulmonar se incrementa hasta un 30%, por lo que el paciente sentirá que ha mejorado mucho su capacidad física.

Desde el primer mes hasta los nueve meses: mejora la tos, la congestión nasal, el cansancio y la dificultad para respirar. Las cilias (que son las células respiratorias encargadas de "barrer" toda la suciedad que puede llegar a nuestros pulmones) recuperan su función para proteger y limpiar las vías respiratorias.

A los 12 meses: la posibilidad de sufrir un ataque de corazón baja a la mitad.

A los cinco años: la probabilidad de tener un ataque cerebral (ACV) disminuye a la mitad.

A los 10 años: el riesgo de morir de cáncer de pulmón se reduce a la mitad y bajan también las posibilidades de tener cáncer de boca, garganta, esófago, vejiga, riñón y páncreas.

A los 15 años: el riesgo de enfermedades cardiovasculares equivale al de un no fumador.

Dejá tu comentario