Jujuy | Crisis alimentaria |

Comedores ansiosos por un guiño del nuevo gobierno

Referentes de organizaciones sociales afirman no tener forma o motivos para festejar el cierre de año mientras perciban $6,90 en concepto de ayuda social para alimentar niños. La expectativa resurge tras el cambio de gobierno nacional.

  • El gobierno provincial sigue pagando menos de $7 pesos para alimentar a cada chico a pesar de la suba inflacionaria.
  • Comedor de la CCC en Palpalá tiene una lista de espera de 60 personas.
  • En estas circunstancias no podrán festejar las fiestas.

La política macrista no se ha caracterizado por tener al bienestar social como prioridad; si bien aumentaron notablemente la entrega de planes sociales durante los últimos cuatro años, el enfoque general de la gestión de gobierno saliente ha estado más bien enfocado en la recuperación macroeconómica, no en engrosar los bolsillos del común ciudadano.

Tomando el discurso de asunción de Alberto Fernández como nuevo punto de partida para la relación organización social-gobierno, especialmente el “Plan Argentina contra el Hambre”, los referentes locales se esperanzan con mejoras sustanciales en el sistema de subsidios.

En Jujuy desde 2015 a la fecha el monto no se ha modificado a pesar del aumento inflacionario y la pérdida del poder adquisitivo. Ni siquiera la inflación anual estimada por encima del 50% ha logrado que Desarrollo Humano aumente las partidas.

El caso particular del comedor de la Corriente Clasista y Combativa instalado en Palpalá da cuenta de la difícil situación que vienen atravesando.

Estamos cocinando los días lunes martes y miércoles solamente porque ya no nos podemos estirar. Recién cobramos la cuota del mes de octubre y sigue siendo de $6,90 para alimentar a 175 chicos y ancianos. Esperamos que la nueva gestión baje todo lo necesario, en esta situación no sabemos cuánto tiempo podremos seguir recibiendo gente” explica una de las referentes.

Considerando el aumento en el grueso de los productos que componen la canasta básica, lamentablemente este organización no podrá celebrar las fiestas como lo hace habitualmente. De hecho la situación de los vecinos del barrio no hace más que agravarse, la lista de espera se ha ampliado a 60 niños con carencias nutricionales.

Dejá tu comentario