Jujuy | COVID 19 |

Infectólogo Remondegui: "Si en 7 días se duplican los casos, ocuparemos las 300 camas de terapia"

Tras el aumento considerable de casos de coronavirus, Jujuy vuelve esta semana a cuarentena estricta. El reconocido infectólogo Carlos Remondegui opinó que el momento es muy complicado porque el sistema de salud está diezmado. Con la medida, el gobierno busca aplanar la curva de casos.

  • Desde este miércoles 22 de julio, Jujuy vuelve a cuarentena estricta.
  • La medida regirá por 14 días corridos, a fin de controlar el aumento de casos de coronavirus.
  • La tasa de mortalidad por COVID-19 en la provincia, es alta con respecto al promedio.

Tras el aumento considerable de casos de coronavirus, Jujuy vuelve esta semana a cuarentena estricta. El anuncio fue realizado por el Ministro de Salud, Gustavo Bouhid, a medios nacionales, anticipando que será por un lapso de 14 días, exceptuando sólo a trabajadores de actividades esenciales.

En comunicación con Antena 2, el infectólogo Carlos Remondegui, afirmó que urge en este momento la aplicación de la fase 1 estricta en la provincia, a fin de controlar el aumento de casos para que no se colapse el sistema de salud.

El especialista remarcó que nunca estuvo de acuerdo de cerrar la provincia en el inicio de manera extrema, aun sin tener caso en la provincia, Salta y Tucumán. Aunque opinó que inicialmente el momento razonable hubiera sido cuando estalló el caso de los policías que fueron a buscar coca a Villazón.

“Hoy sí es el momento de aplicar la fase 1 estricta. La medida que se toma ahora va a tener impacto dentro de 10 a 14 días, ya que el beneficio que esperamos con la vuelta a la fase 1 estricta es básicamente dar un respiro al sistema de salud para que haya camas para las personas que se agravan”.

A su vez, Remondegui opinó que una vez que la circulación es comunitaria, es muy difícil hacer un seguimiento. “La construcción de árboles ya casi que ni es práctico y lamentablemente hoy la única opción es quedarse en casa”, al tiempo que reconoció que ninguna conducta humana puede permanecer tanto tiempo en cuarentena. “Estas medidas vienen agotando”.

Remondegui consideró que se tendrían que haber realizado más testeos, ya que cuanto más infectados diagnosticados hay, menor es el porcentaje de mortalidad.

Respecto del comportamiento y la velocidad de contagio del virus, y la implementación de la fase 1 nuevamente, dijo que es muy dinámico, “no se puede determinar si 14 días serán suficientes para aplanar la curva”.

“El virus no afecta a más de 13% de la población, o sea que queda más del 90% de la población vulnerable y susceptible al virus”.

El infectólogo explicó que cada 100 personas, 5 terminan en terapia, y la estadía en promedio es de 25 a 30 días, por lo que hay que considerar que las camas quedan ocupadas por un tiempo importante.

“Nos quedan libres 31 camas de terapia, con lo cual es más del 80% de las camas ocupadas”.

También afirmó que el equipo de salud “está muy diezmado”.

“Hay más de 20% de personal de la salud que están afectados y otros tanto en cuarentena, lo cual estamos en una debilidad tremenda de recurso humano”.

También se refirió a la tasa de mortalidad por COVID-19 en la provincia, la calificó como “alta” con respecto al promedio. “Está alrededor entre 3 y 4, cuando el promedio nacional es alrededor de 2”.

“Si en 7 días se duplican los casos, con solamente 600 casos más ya ocupamos las 300 camas, porque 5 de cada 100 van a terapia. Esto va a ser una saturación pronta. Por eso no dudaría ahora en volver a fase 1 estricta. Lamentablemente, está en crisis el bolsillo y todas las actividades económicas, pero hoy hay un escenario mucho más grave”.

Temas

Dejá tu comentario