Jujuy | Corrupción en Jujuy | GERARDO MORALES | PACTO MORALES-RIVAROLA

Crisis, escándalos y renuncias: un mes de tropiezos para la gestión Morales

La renuncia de un ministro denunciado por acoso sexual, una contratación atravesada por sospechas de corrupción en el ministerio de salud, la protesta de los médicos en la obra social de los empleados públicos, el menosprecio hacia otro ministro y los escandalosos audios de un juez de la Corte estallaron durante enero, provocando quizás el mayor desgaste para el gobierno radical que recién comienza su segundo mandato.

  • Enero para el olvido en el gobierno que conduce Gerardo Morales.
  • Renuncias, conflictos y errores no forzados marcaron el inicio de la segunda gestión.
  • El nerviosismo aumenta cuando se mira a la Casa Rosada: el presidente ya no es aliado si no adversario político.

Por fin se terminó.

El epílogo del primer mes en el quinto año de gobierno de Gerardo Morales para muchos de sus funcionarios seguramente representó un alivio, al menos momentáneo, por la esperanza de que la proximidad del carnaval aplaque el creciente malestar en numerosas áreas de la provincia que acumulan asuntos pendientes e incuban crisis.

Una olla a presión calentada por el peso propio de la realidad que desarticula cualquier discurso, y también por errores no forzados.

Cinco hechos fueron los que sostienen la afirmación precedente. A saber.

Gravísima denuncia contra un ministro

cabana fusz morales.jpeg

Jorge Cabana Fusz, ex ministro de trabajo, terminó 2019 rodeado de situaciones escandalosas. Su hijo y su nuera, ambos funcionarios de la cartera que él dirigía, se vieron involucrados en un episodio penoso que incluyó denuncias por persecución laboral y hasta agresiones físicas contra una empleada.

Sin embargo, ese hecho quedó opacado cuando se conoció una acusación aún más alarmante en su contra. Una empleada aseguró públicamente, en una carta dirigida al gobernador y luego a través de una presentación en la fiscalía de investigación penal, que fue acososada sexualmente por el funcionario.

Aunque todo el oficialismo apostó al silencio en un primer momento, la presión social hizo que el entonces ministro recurriera a una licencia. El repudio posterior convirtió la licencia en renuncia. El ex embajador Normando Álvarez García asumió en su reemplazo en las últimas horas, mientras la justicia aclara la situación del dirigente denunciado.

Corrupción: los negocios para los amigos del poder

morales bouhid rivarola ok.jpg

La Real Academia Española define, en su cuarta acepción, la corrupción como “práctica consistente en la utilización de las funciones y medios en las organizaciones, especialmente las públicas, en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores”.

La contratación de servicios en el ministerio de salud que se produjo durante enero tiene todas las características que la RAE describe.

Mediante artilugios legales y violando los artículos 64 y 107 de la constitución, y el artículo 14 de la ley de ética pública, el ministro de salud Gustavo Bouhid y el diputado provincial del PJ, Rubén Rivarola, se empecinaron en hacer que la clínica perteneciente a este último se llevara un contrato multimillonario del estado.

El sanatorio en cuestión, Nuestra Señora de Fátima, de la localidad de Palpalá, le brindará de ahora en más numerosos servicios al estado provincial a cambio de millones de pesos de los contribuyentes, que servirán para engrosar el patrimonio de Rivarola, propietario y administrador de dicha empresa, según consta los registros del boletín oficial.

En una declaración insólita, el ministro Bouhid intentó defender la operación argumentando que la clínica no pertenece al diputado provincial Rivarola, si no a su hijo, que no es diputado pero podría serlo, ya que figura como suplente en la lista electa en 2019.

Además de la abierta violación a las leyes, el irrisorio argumento dejó la ética de los protagonistas en un subsuelo.

Médicos en pie de guerra por una deuda millonaria

ISJ(5).jpg

Promediando el mes estalló una crisis aguda en el Instituto de Seguros de Jujuy, obra social de los empleados públicos de la provincia.

El organismo, que retiene el 10% de la masa salarial que se destina a todos los trabajadores estatales, inexplicablemente presenta problemas financieros y acumula una deuda con los profesionales que sanan a los enfermos que trabajan en el estado, que supera los 200 millones de pesos.

Un repaso por el marco legal permite observar otra violación a la ley: el ISJ no presenta balances ni rendiciones de cuentas, acción exigida por el artículo 13 de la ley que regula su funcionamiento.

Con el dato expuesto, ningún funcionario logra explicar por qué los más de 300 millones de pesos mensuales que percibe el organismo, no alcanzan para mantener cuentas equilibradas. La cifra fue reconocida en declaraciones por integrantes del gobierno, aunque es difícil afirmar que es la real: el gobierno se niega a exponer documentación alguna.

La crisis terminó provisoriamente el 29 de enero con un acuerdo que incluyó un compromiso de pago de lo adeudado hasta la fecha, pero con un panorama incierto para el año que comienza.

Un joven ministro sin poder, un viejo conocido que regresa

robles lello ivacevich.jpg

Un área clave para cualquier gobierno es la que lleva la responsabilidad de radicar inversiones, fortalecer la producción y generar riquezas y en consecuencia, empleos.

Es el caso del ministerio de desarrollo económico.

El 10 de diciembre, el gobernador Gerardo Morales intentó mostrar una reclamada oxigenación en su gabinete, designando en el cargo a Exequiel Lello Ivacevich, un joven profesional con buenas referencias en materia de formación y dedicación, pero inexperto en el trato con el mundo de los negocios.

Lello asumía en reemplazo de una de las figuras más cuestionadas en la mesa chica del gobernador, el entonces ministro Juan Carlos Abud Robles, recordado por la escandalosa venta del ingenio La Esperanza y su inocuo paso como director de YPF, donde recibió más de un millón de pesos en concepto de honorarios sin que se conozca cuál fue su intervención.

40 días después del recambio, se conoció el decreto 380 del poder ejecutivo, firmado por el gobernador Gerardo Morales y seis de sus ministros, entre ellos Lello Ivacevich, en el que el joven ministro delegaba buena parte de sus facultades en su antecesor.

Robles, que había asumido como diputado provincial mientras Lello juraba como ministro, volvía a tener responsabilidad y poder de decisión en la cartera productiva.

El nobel funcionario, en tanto, debía soportar algo muy parecido a una humillación: el gobernador le entregaba un rol pero lo obligaba a compartir la gestión.

Robles además, quedaba facultado por el instrumento a exigir con libertad partidas del ministerio de hacienda.

La oposición bramó al enterarse de la medida. Por ahora el decreto que en una suerte de stand by, luego del trascendido que terminó dando lugar a un escándalo.

El juez Baca y sus polémicos audios

baca jueces superior tribunal morales.jpg

Las dificultades de la clase dirigente jujeña para demostrar que en la provincia existe un estado republicano con independencia de poderes se exacerbó con la circulación de una serie de audios donde se escucha la voz del presidente del Superior Tribunal de Justicia, Pablo Baca, correspondientes a una conversación privada y difundidas sin su consentimiento por el portal web El Cohete a la Luna.

En dicho sitio, el juez Baca admite tácitamente la relación entre el gobierno de Gerardo Morales y el poder judicial, ya que en el diálogo se alude al mandatario como “el jefe” y se lo menciona casi naturalmente como fuente de consulta del expediente que juzgó a Milagro Sala. Además hubo referencias escandalosas a estructuras esenciales de la justicia penal, como el Ministerio Público de la Acusación.

La grabación, como era lógico, desató un terremoto político, y tiene a todo el arco kirchnerista del gobierno del presidente Alberto Fernández pidiendo la intervención del Poder Judicial de Jujuy por su falta de independencia.

El gobierno, una vez más, ruega que el tiempo pase y que la realidad imponga hechos nuevos para que el escándalo pase.

Dejá tu comentario