Jujuy | Conectividad aérea |

Vuelos Jujuy- San Pablo: No habría revancha en 2019

Desde la cartera de Turismo de la provincia buscan contar con al menos un vuelo internacional, pero esta posibilidad es remota dado que no resultaría rentable para las líneas aéreas.

A principios de 2018, se concretó el primer vuelo directo San Pablo-Jujuy, en el que arribó la primera delegación de brasileños con periodistas y representantes de las principales operadoras de turismo de dicho país.  

De esta manera el gobierno buscaba dar a conocer, el destino Jujuy como una nueva alternativa para visitar Argentina sin pasar por Buenos Aires.

Se trataba de una gran apuesta del gobierno de Morales en materia de conectividad.

El gobernador prometía una frecuencia por semana pero, según él, debía incrementarse a tres.

La ilusión duró poco y en cuestión de meses todo cayo por su propio peso.

La falta de planificación y las cosas que no se hicieron a tiempo contribuyeron a ese desenlace, según operadores turísticos que participaron en la iniciativa. Pero fue la previsible falta de rentabilidad la que terminó con toda expectativa. En otras palabras no hubo pasajeros interesados en venir a Jujuy en ese avión. Y, pese a las buenas intenciones, no hubo capacidad en el área de turismo de generar ese interés.

El gobierno nunca reconoció oficialmente ese fracaso y, con la esperanza de que el tema quedara ahí, habló de suspensiones momentáneas dejando abierta la posibilidad de que el tema se retomara en 2019.

En una reciente entrevista que brindó a JujuyalMomento, el secretario de Turismo Diego Valdecantos sostuvo que le están solicitando a cada línea aérea tener algún vuelo internacional desde Jujuy.

“Las empresas están evaluando el mercado y en base de eso poder hacerlo”.

Sin embargo, agregó: “en el caso de Tucumán vemos que LAN bajó los vuelos internacionales.

Esta cuestión macroeconómica de la subida del dólar y demás está haciendo que disminuyan los pasajeros y hace que las líneas aéreas estén evaluando las rutas que van a poner. Esta situación es la misma que pasó con San Pablo”.

La cuestión entonces queda en manos de las empresas y lo cierto es que, al no haber avances en materia de turismo receptivo, parece muy lejana la posibilidad de volver a implementar estos vuelos.

Con ese precedente, los planes del gobierno son hoy menos ambiciosos y por ahora buscan incrementar las frecuencias a Buenos Aires y sumar otros destinos dentro del país: Mendoza, Rosario y Santa Fe.

Mientras tanto, en la vecina provincia de Salta, recientemente se amplío la oferta aérea con una nueva alternativa que conectará la región con casi un centenar de destinos.

 

 

Dejá tu comentario