Jujuy | comercios | CUARENTENA |

Comercios: "La gente hizo bien las cosas, ellos cometieron errores y la pagamos todos"

Comerciantes afectados por la caída de las ventas manifestaron que cada vez es más difícil aguantar la cuarentena. Reclamaron que sufren las consecuencias de los errores del gobierno.

  • Dueños de comercios opinaron sobre el retorno a la fase 1 y lo difícil que es "aguantar" la cuarentena.
  • Pusieron en tela de juicio el origen del brote de coronavirus en Jujuy que derivó en tener que dar marcha atrás en la flexibilización.
  • El gobernador, Gerardo Morales, les dijo ayer "que no se quejen" porque Jujuy fue la provincia que más pudo volver a la normalidad.

2020 resultó un año plagado de incertidumbres para el sector comercial, que en medio de las medidas de aislamiento ha tenido que hacer malabares para sostener su actividad al menos durante el primer semestre del año.

Ante los encendidos reclamos que surgen particularmente de comerciantes de Jujuy por el restroceso a Fase 1, en el día de ayer el gobernador Gerardo Morales hizo gala una vez más de su falta de empatía para con el sector y en tono soberbio les dijo "que no se quejen" y argumentó que Jujuy fue la provincia que más pudo gozar de una vuelta a la normalidad, en comparación del resto del país.

Sin embargo los comerciantes, que ya venían en crisis y agobiados por la presión tributaria, no tuvieron tiempo para reponerse y muchos tuvieron que reinventar su rubro o cerrar.

En diálogo con Radio 2, uno de los afectados por la crisis, expresó, "La caída de las ventas es estrepitosa, esto genera que se acumulen deudas. No se puede aguantar, creo que tal vez hay que buscar medidas para que se pueda".

"La venta venía bajando pero la pandemia fue la gota que rebalsó el vaso", expresó.

A esto se suma que la posibilidad de que se extienda la cuarentena es casi un hecho, por lo que las restricciones durarán al menos dos semanas más, teniendo en cuenta que hasta el momento no se descarta que exista circulación comunitaria.

Otra comerciante lamentó que pese a que los esenciales están abiertos, no hay gente y por lo tanto tampoco ventas.

"Se había podido retomar un camino que venía restringido y de golpe esto. No hay gente en la calle. Nosotros como tenemos alimentos somos considerados esenciales y podemos trabajar pero hay un 70% menos de gente que circula".

"Entiendo que la población hizo bien las cosas, nos cuidamos, no hubo circulación, el virus vino de otro lado, ellos cometieron errores y los tenemos que pagar todos", expresó en relación a las acusaciones que pesan sobre el gobierno en cuanto a su posible responsabilidad en el origen del brote de coronavirus.

La comerciante expresó que cada vez se les hace más difícil cubrir los gastos de alquileres y el sueldo de los empleados. No obstante avizoró que cuando se piensen en estrategias para que la gente pueda circular se podrán volver a reactivar las ventas.

Dejá tu comentario