Jujuy | Cementerio | 18 de noviembre | Vecinos

Viven a oscuras, rodeados de malezas y son víctimas de robos a diario

Es la problemática que atraviesan los vecinos que viven alrededor del cementerio del barrio 18 de Noviembre por la falta de seguridad, la escasez de iluminación y la falta de desmalezado. No les brindan ninguna solución, más allá de las presentaciones que realizaron ante el municipio.

  • En el ingreso al barrio 18 de Noviembre, por el cementerio municipal, los vecinos viven a oscuras y nadie se acerca a desmalezar el lugar.
  • Detrás, sobre calle Domingo Arena, hay personas que se juntan a consumir y robar, teniendo libre acceso al cementerio por una pared que no llega al metro y medio.
  • Solicitan una iluminación acorde y mayor presencia policial.

En los alrededores del cementerio del barrio 18 de Noviembre, en la ciudad de Palpalá, los vecinos reclaman el mantenimiento del lugar, ya que las calles están a oscuras, los robos se dan a diario y en las malezas se generan nidos de alimañas.

“Hicimos varios reclamos por las malezas que tenemos alrededor del cementerio, por esto se nos cruzan tarántulas, alacranes, víboras. Si cortan el pasto llegan hasta cierto lugar y ya no vuelven”, dijo Patricia, vecina del lugar, quien, añadió, “un alacrán picó a una de mis hijas, a otra vecina también lo picó. También encontré a una víbora en mi domicilio”.

Por esta situación, personalmente fue a pedir a las autoridades del cementerio que realicen la limpieza correspondiente.

image.png

“Fui a reclamar al cementerio para que hagan una limpieza, pero dijeron que iban a avisar al municipio que hagan la limpieza y hasta el momento no vino nadie. Tengo que tirar un herbicida porque no se puede estar”, detalló.

A esto, se debe de sumar la falta de iluminación, que genera distintos hechos de inseguridad.

"Les pido a las autoridades que hagan la limpieza y el mantenimiento del alumbrado, para eso uno paga, para que nos mantengan en condiciones. El foco que tenemos en esta cuadra no alumbra nada y otros focos están quemados”, sostuvo y agregó, “hay gente que viene de noche al cementerio, que se juntan a consumir, por lo general después de las 20 horas. Hice los reclamos a la policía, ellos vienen pero como tienen orden para no entrar miran desde acá nomas”.

Esta señora fue víctima de la inseguridad, ya que en dos ocasiones intentaron ingresar a su domicilio, pero no lograron llevarse nada.

“En dos ocasiones intentaron robar en mi casa, pero por suerte no se pudieron llevar nada. Nos quedamos con miedo. Hice la denuncia, supe quién era y no le hicieron anda al muchacho que entro a mi domicilio”, puntualizó.

Dejá tu comentario