Jujuy | Celulares | robos | Perico

Periqueños tienen miedo de usar los celulares en la vía pública

A la ola de robos de motos en la ciudad tabacalera, se sumó la sustracción de teléfonos móviles a plena luz del día. El flagelo crece y no hay respuestas de las autoridades policiales. El relato de una nueva víctima.

  • Crece la ola de robos de celulares en Perico.
  • Una nueva víctima de la modalidad delictiva contó lo que le tocó vivir en la feria del remate, a plena luz del día.

En las últimas semanas, el robo de motovehículos en ciudad Perico generó mucha preocupación en los pobladores.

Pasaron los días y a esta problemática se sumó el arrebato de celulares, sobre todo a jóvenes. Muchos de los casos se dieron a la salida de establecimientos educativos de la localidad tabacalera.

Este flagelo lejos de reducirse, está en aumento y los casos se multiplican.

Florencia Márquez fue víctima de uno de estos ataques delictivos. En la última jornada de domingo, en horas del mediodía, le sustrajeron casi de manera imprevisible su dispositivo móvil cuando se encontraba en la feria del remate, sobre la Avenida Bolivia.

Se trata de una situación que alerta a los residentes por la presencia de motochorros y mecheras en cualquier momento del día. Ante ello, la respuesta policial no es la requerida.

Embed - Ola de robos: Periqueños tienen miedo de usar los celulares en la vía pública

Relato de la damnificada:

“Me encontraba en ciudad Perico, sobre Avenida Bolivia consultando en un puesto de frutas y verduras unos precios, la cuestión es que tenía el celular en la mano y lo puse en mi cartera, fue unos segundos, y cuando quise sacar para pagar la transferencia no lo tenía. Fue una desesperación, solo vi a cuatro mujeres que las vi y les dije que me devuelvan el celular y se molestaron. Le pedí a la gente que ayude, una señora me prestó el celular para que yo llame a mi número y le cortaron inmediatamente, al parecer lo habían bloqueado de fábrica”.

“No había absolutamente nadie, solo policías de tránsito que me mandaban a un lugar y a otro. Por eso me tomé un remis y fui a hacer la denuncia a la Seccional 21. Como ya lo habían reiniciado de fábrica me dijeron que no podían hacer nada, que vaya a mi casa a rastrearlo. Me di con la ubicación de donde lo habían apagado que fue sobre la misma Av. Bolivia casi República de Líbano. Es difícil ahora poder encontrarlo”.

image.png
image.png

Dejá tu comentario