Saludarte | casos | primeros |

Cada 100 mil habitantes se conocen entre 5 a 10 casos de acromegalia

Cómo detectar los primeros síntomas, de que se trata está enfermedad, quienes pueden padecerla y los signos de alerta. Todas las respuestas en esta nota.

  • La enfermedad no es muy popular.
  • Más allá de considerarse entre las enfermedades poco frecuentes, cuando se diagnóstica a tiempo el paciente tiene posibilidades de curarse.
  • Los primeros síntomas son ensanchamiento de los huesos.

En diálogo con Saludarte, Débora Katz, médica endocrinóloga y Jefa de la Sección Neuroendocrinología de FLENI habló sobre acromegalia, está enfermedad no muy popular.

Cada 100 mil habitantes se conocen entre 5 a 10 casos de acromegalia

“Es un exceso de la hormona de crecimiento provocado por un tumor benigno en la glándula hipófisis”

Según la especialista los casos son aislados y la mayoría de los tumores no se sabe que los provoca.

“Se dan de cinco a diez casos cada cien mil habitantes. Es una enfermedad poco frecuente y es fácil hacer el diagnóstico en manos experimentadas”

Los primeros síntomas son el ensanchamiento de los huesos, un anillo que queda chico, crecimiento del tamaño del cráneo, ensanchamiento de la nariz, cambios en el ángulo de la mandíbula, aumento del volumen del tejido blando que rodea manos y pies. Las personas con esta condición tienen diabetes o enfermedades cardiovasculares sin antecedentes familiares.

“También tienen dolores que le dificultan las actividades cotidianas, el crecimiento de lesiones benignas que predisponen a tumores y tienden a tener agrandado la mayoría de los órganos”

La doctora explicó que los cambios son lentos y se estima que tardan un promedio de cinco años en ser diagnosticados. En la mayoría de los pacientes se detecta después de los 40 años, pero puede ocurrir a cualquier edad.

Una vez confirmada la patología, la mayoría de los pacientes son derivados a un neurocirujano que les extrae el tumor.

“Si la cirugía la realiza un cirujano especializado, las chances de curar son muy altas. Cuando el tumor es grande se complementa la extracción con medicamentos o radioterapias que alivian los síntomas. El tratamiento es crónico”

Finalmente la doctora aclaró que cualquier médico endocrinólogo está en condiciones de realizar el diagnóstico y tratar al paciente.

“Existen asociaciones que acompañan a quienes tienen la patología y una Ley que garantiza el tratamiento sin costo”.

Temas

Dejá tu comentario