Espectáculos | Amor |

Quién es Eli Sulichin, la nueva novia de Benjamín Vicuña

A un mes de haberse conocido en el bautismo de la hija de Pampita, disfrutaron de tres días de intimidad, salidas tranquilas y promesas de amor.

Se supo que el flechazo entre Benjamín Vicuña (43) y Eliane Sulichin (32) fue hace un mes en Buenos Aires, precisamente en el bautismo de Ana García Moritán, la hija de Pampita (ex de Vicuña) y Roberto García Moritán, y que el romance cuenta con el visto bueno de Pampita, que incluso hizo de celestina (la modelo es íntima amiga de la mamá de Eliane, Karin). Pero ahora aparecieron las imágenes que confirman que Cupido hizo de las suyas y que el romance ya es oficial: la pareja disfrutó de unos días a puro mimo y relax en José Ignacio.

Ella llegó a Uruguay cerca del 20 de diciembre y, como todos los años, se instaló en la casa que sus padres tienen en la zona de la boya petrolera, camino a José Ignacio, vecina de Guanahani, la chacra de Marcelo Tinelli. Compartió sus días de playas con varias amigas, entre las que se cuentan Micaela, la hija mayor del conductor, y las hijas de la abogada Ana Rosenfeld.

Eli, como todos la llaman, trabaja en marketing y es hija de un empresario de bajísimo perfil.

Benja, por su parte, viajó a Uruguay en Navidad, para reencontrarse con su chica tras varias salidas en Buenos Aires, un par de días después volvió a la ciudad para recibir Año Nuevo con sus hijos y continuar con la filmación de Miénteme, y el viernes 14 apareció en Punta del Este por sorpresa. Durmió en la flamante posada Tamarindo, en José Ignacio, un oasis de naturaleza, silencio y bienestar, y desde allí la llamó por teléfono.

Ese primer día Benjamín comió en La Huella con Soledad Fandiño y su novio, Lucas Langelotti, antes de encontrarse con Eli. El sábado 15 por la mañana bajó un rato a la playa, y después se juntaron a tomar algo con el exfutbolista Juan Pablo Sorin en la esquina de la posada y, para la hora del almuerzo tardío, reservaron en La Susana, a donde Benjamín y Eli llegaron juntos cerca de las tres de la tarde –él manejando la camioneta BMW de ella– y de allí volvieron a Tamarindo, de donde –tormenta mediante– ya no volvieron a salir.

image.png

El domingo lo disfrutaron a solas en la posada, de donde ella recién se fue pasada la medianoche. Aunque dicen la idea de Vicuña era quedarse en José Ignacio hasta el lunes a la tarde, terminó volando de vuelta a la Argentina en un chárter privado a la mañana, por lo que la pareja tuvo que despedirse antes de tiempo. Pero en las próximas horas será Eli la que se suba a un avión para estar cerca de su amor durante unos días y después regresar al Este hasta fin de mes, para continuar con su descanso. Y volverá la rutina de la primera quincena de enero: mensajes de amor y complicidad por Whatsapp y videollamadas para no sentirse tan lejos uno del otro.

image.png
image.png

Temas

Dejá tu comentario