Jujuy | ALLANAMIENTOS | organizaciones sociales |

Abogado denunció maniobras ilegales para imputar a dirigentes sociales

El abogado defensor del dirigente Gonzalo Maurín se refirió al proceso de allanamientos a domicilios, sedes de organizaciones y dirigentes jujeños.

  • El abogado del dirigente Gonzalo Maurín se refirió al proceso de allanamientos e imputaciones a dirigentes sociales.
  • Indicó que se utilizaron elementos no contemplados por la Justicia jujeña.
  • “Esta investigación claramente direccionada a un perfil de ciudadanos y con herramientas que no permite la ley”, dijo.

Marco Spinassi, abogado del dirigente de Nuestra América, Gonzalo Maurín, imputado por amenazas y extorsión, se refirió al proceso judicial que sigue en curso, recordando que cuando se realizaron allanamientos de sedes de organizaciones sociales y domicilios de dirigentes, Maurín hizo una presentación espontánea y se puso a disposición de la justicia; “hoy nos dijeron que la imputación consiste en el delito de extorsión y amenazas coactivas porque habría una persona que pertenece a la organización en la que se encuentra Maurín, que a su vez le habría dicho a otra persona, que sería una denunciante, que no sabemos bien quién es, da el nombre pero nos cuesta identificarla, que vaya a una marcha, si no perdía el plan”.

Esta acusación, para el abogado, “es a través de un tercero, hay una especulación. Suponen que si hay un tercero que está bajo sus órdenes, ese tercero es el intermediario. Es medio rara la imputación en ese sentido, estamos tratando de tener acceso al expediente porque nos dieron acceso el digital, pero tenemos el primer cuerpo. Al resto de las muchas actuaciones que justificaron luego de las pericias no las tenemos en el sistema”.

Abogado de Gonzalo Maurín denunció maniobras ilegales para imputar a dirigentes

Algún indicio

Para Spinassi, cuando accedieron al primer cuerpo del expediente “las actuaciones que se utilizaron hasta ese momento para allanar, esa documentación, debería haber indicado algo en contra de Maurín para justificar un allanamiento. Hasta el allanamiento no había ninguna evidencia que indique nada respecto de Maurín, por eso no entendíamos la razón de los allanamientos. Y todo este tiempo que pasó entre que se peritaron celulares y demás a nosotros nos generó incertidumbre, porque decíamos que allanaron pero probablemente no imputen, porque no encontrábamos cuál era el elemento que justificara una medida tan invasiva como un allanamiento. Y no veíamos que hubiera nada para imputar. Ahora, cuando dan a conocer causa de imputación, no tengo los nombres pero nos refieren que la razón de ser es que esta persona que actúa en el marco de esta organización le pidió a una persona, que sería un testigo, el cual no interrogamos ni contratamos, que vaya a una marcha, si no, pierde un plan. Es medio difícil defenderse de algo tan mediatizado sin que haya una prueba directa en relación a Maurín”.

image.png

Existencia de la denuncia

En cuanto a una denuncia tangible, física, Spinassi dijo que “de la lectura que hicieron de las pruebas en su contra y demás, existiría esa denuncia. Lo que pasa es que es un expediente que está todo digitalizado, que es muy extenso, y no nos lo habilitaron en 100%. De lo que tengo en el sistema solo está lo que teníamos al principio, luego se agrega una serie de documentos pero no estarían los resultados de las pericias, las denuncias y demás. Ya lo tendremos, pero de lo que leyeron, esa sería la atribución de responsabilidad que se hace a Maurín”.

En este sentido, dijo que se discute “si es legal la investigación, si fueron legales las herramientas utilizadas o las herramientas que justificaron inicialmente este allanamiento. Creemos que hay elementos fuertes para sostener que aquí hubo una nulidad de carácter originario, que todos los actos que vinieron con posterioridad están contaminados por esa nulidad, porque para justificar estos allanamientos se hicieron tareas de investigación utilizando herramientas que no están permitidas por la Justicia de Jujuy. Básicamente, en determinadas marchas se introdujeron, vestidos de civiles, policías, a los efectos de recabar esta información. Eso está regulado en la ley de inteligencia, a la cual la provincia de Jujuy no está adherida. Aun cuando lo estuviera no es un instituto que se aplica libremente, tiene que haber un pedido, una autorización judicial. Y lo curioso es que, de esa investigación inicial, la orden del fiscal fue “infíltrense en las organizaciones y vean si hay alguien tomando asistencia notas llevando gente”. Respecto a Maurín, lo único que hay es una foto donde está parado con las manos en los bolsillos. Con eso allanaron y avanzaron. Luego encontraron un testigo que diga que él le pidió plata, le dijeron que vaya a una marcha si no perdería el plan. Tratan de acomodar la investigación para justificar de alguna manera por qué llegaron a una medida tan fuerte como un allanamiento”.

reclamo legislatura organizaciones sociales (1).jpg

Planteos

Consultado por si se plantearon estas nulidades, el abogado defensor de Maurín dijo que no, y al mismo tiempo “esta es una cuestión muy técnica y procesal, no podemos tirar una nulidad si no existe un agravio concreto. En la medida que estaban investigando y no había una imputación respecto de Maurín no podíamos interponer una nulidad, porque dirían que no está imputado”.

“Hoy, cuando tenemos acceso a la causa, que está formalmente imputado, que se materializa el agravio de todas estas irregularidades en una imputación, hoy tenemos el agravio concreto. Lo plantearemos, tenemos que plantear para que se active el juez. Lo que sucede es que el juez que interviene ya propinó sobre esto, dijo públicamente que lo llamaron infiltrar, pero técnicamente no lo es. Sobre las nulidades que queremos plantear el juez propinó públicamente en los medios de comunicación; la nulidad vendrá de la mano de una recusación”.

1.jpg
Fuente: https://www.facebook.com/mpnuestramerica.jujuy (allanamiento domicilio Gonzalo Maurín)

Fuente: https://www.facebook.com/mpnuestramerica.jujuy (allanamiento domicilio Gonzalo Maurín)

Críticas

En otro momento de sus expresiones, Spinassi se refirió al concepto de infiltración, sosteniendo que se le puede poner el nombre que se desee, pero “hubo miembros de las fuerzas de seguridad vestidos de civil, que se metieron en las marchas, en movilizaciones de una determinada cantidad de organizaciones sociales, y empezaron a tomar información, fotografías y hacer tareas de inteligencia. Movilizó mucha gente, adherentes y opositores, solo fueron a investigar a los que estaban en el sector que movilizaba, la gente que tenía un discurso de protesta. En otro sector estaban muchas de las organizaciones que apoyan políticamente al gobierno. A ellos no se los investigó. Estaba claramente direccionado, solamente miraron una parte de todo lo que estaba concentrado el día del discurso de apertura de sesiones en la Legislatura este año”.

En relación a lo sucedido el día que menciona, el abogado de Maurín sostuvo que la investigación fue “direccionada a un perfil de ciudadanos y con herramientas que no permite la ley. Es nulo. Yendo al fondo de la cuestión habrá oportunidad de defendernos; lo que sucede es que en este tipo de cuestiones, si hay nulidad de carácter originario, es la que hay que resolver para ver si se puede avanzar en otro tipo de causa. Creo que la contaminación que hay en la prueba es muy difícil de subsanar a través de otros medios, porque todo surge a partir de este informe. La raíz todas las medidas que se justificaron con posterioridad surge de un informe de miembros de la fuerza infiltrados en las organizaciones sociales”.

allanamiento organizacion social (2).jpg

Excarcelables

Consultado por si las imputaciones son excarcelables, Spinassi explicó que “en sí mismo no hay delito que no sea excarcelable; si existieran delitos que no sean excarcelables estaríamos en una contradicción con la Constitución, que establece el principio de inocencia. El delito de extorsión tiene una pena alta, hay un riesgo cierto de que pueda haber alguna detención cautelar. La pena alta del delito que se imputa en sí misma no alcanza para detener a una persona, pero para reforzar esto, apenas tomamos conocimiento de la situación, Maurín no solo se puso a disposición de la justicia, sino que usó un instituto más completo, acreditando que está a derecho, que tiene familia, arraigo, trabajo, que no es una persona que desaparecerá y entorpecerá la investigación o evadirá el juicio. Uno de los elementos que se consideran en un proceso penal para decidir si una persona tiene que estar o no privado de la libertad durante el proceso, aun sin condena, es el tipo de delito que se le imputa y cuál es la pena que tiene ese delito, en caso de que haya una condena”.

allanamientos1.jpg

Dejá tu comentario