Jujuy | Ajuste |

Cuentas públicas: advierten sobre un “agujero negro”

La reacción de los sectores de oposición no tardó en llegar tras conocerse el decreto que el gobernador envió a la Legislatura y con el que se pretende unificar las cuentas de la provincia. El uso discrecional de los fondos públicos vuelve a estar en el centro de la polémica.

El gobernador Gerardo Morales envió a la Legislatura un decreto que deberá ser refrendado por el oficialismo – cuenta con la mayoría necesaria – en el que dispone la revisión de 294 reparticiones públicas que deberán ajustar sus presupuestos y dejar “un saldo” para aportar al fondo unificado de las cuentas de la provincia.

El avance del Ejecutivo provincial sobre el manejo de los fondos públicos generó preocupación en la oposición que interpretó que se trata de una maniobra con la que se pretende hacer frente a los "números en rojo" que tiene la actual administración pero eludiendo controles que hacen a la transparencia pregonada por el oficialismo cuando llegó al poder en 2015.

El diputado Juan Manuel Esquivel remarcó a Radio 2 que el decreto en cuestión (Nº 10165) tomará hoy estado parlamentario pero se trata de algo que no es nuevo:“En el 74’ se había creado una suerte de caja única. En el 85’ se sacó una ley, la 4161, con la que se creó una cuenta única para los fondos de la provincia, en el 96’ se dictó una ley para toda la estructura del manejo de tesorería y el control de los gastos del Estado y en uno de los artículos, el Nº 77, se menciona una caja única”, precisó.

En el decreto Nº 10165, se establece que el total antes mencionado de cuentas del Estado que hoy maneja el Banco Macro (el ente financiero del Estado) van a quedar bajo la órbita del gobernador  y el manejo estará a cargo del ministro de Hacienda Carlos Sadir.

En ese sentido, advirtió: “Esto puede convertirse en un agujero negro de las finanzas públicas. Puede ser para un manejo muy discrecional de los fondos. Puede ir para pagar sueldos como para Jujuy Asiste y Reactiva que es otro de los agujeros negros que tiene la provincia. No hay control de gasto”.

Con esa afirmación, Esquivel hizo referencia directa a un tema que generó toda una polémica el año pasado en el seno la Legislatura, al “Plan de Contingencia que implicó la aprobación de tres decretos firmados por el Poder Ejecutivo, permittiendo, entre otras cosas, que se eludan mecanismos de control para realizar contrataciones directas y habilitar al ministerio de Hacienda a reasignar dinero destinado a otros fines y volcarlos, si fuese necesario, al plan.

De hecho, confirmó que acaba de ingresar un decreto de prórroga por 6 meses más para dar continuidad a Jujuy Asiste y Reactiva.

Esquivel señaló que el decreto del gobierno no se limita al ámbito ministerial, sino que se apunta a tener todos los fondos unificados de los tres poderes del estado: hay cuentas de la Legislatura, de los ministerios, y hasta del Superior Tribunal de Justicia.

En ese contexto, remarcó un dato llamativo: actualmente hay reparticiones que subejecutan los fondos. “No llegan a gastar todo lo que tenían previsto a fin de año. Esta centralización de cuentas le permite al gobierno tomar ese dinero que queda”.

Para Esquivel, la impronta del gobierno tiene relación directa con la crisis que atraviesa la provincia: “El propio gobernador advirtió que después de pagar el aguinaldo quedó seco. Eso nos está diciendo que está en juego el pago de los sueldos en la administración pública para los próximos meses. Es para buscar lo que queda”.

 

Temas

Dejá tu comentario