Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Elecciones

Ferreyra-Casas, la fórmula que busca romper el statu quo en Jujuy

El frente político que llevará como candidato al ex director del registro civil se presentará este lunes y comenzará una pelea inesperada contra los aparatos políticos que gobiernan Jujuy desde el regreso de la democracia. 

  • Julio Ferreyra lanzará oficialmente esta jornada su candidatura a gobernador de Jujuy. 
  • Su compañero de fórmula será el ex juez federal Vicente Casas. 
  • La alianza lleva como principal premisa un reclamo subestimado por la dirigencia actual: gestionar con decencia. 

La irrupción del ex director del registro civil, Julio Ferreyra, sigue generando un ruido inquietante para la política tradicional. 

Ferreyra, funcionario de tercera línea a quien durante dos décadas ningún gobierno había cuestionado por su buen desempeño en un área sin demasiado peso, sufrió el destrato de la gestión actual cuando se opuso al traslado del centro de documentación rápida que hoy funciona en la terminal de ómnibus, porque consideró que se trataba de una mala decisión. 

“Pedile la renuncia, a mí este viejo no va a venir a ponerme condicinamientos”, habría sido la enfurecida orden emanada desde el salón Fascio de Casa de Gobierno hacia la oficina contigua, donde funciona el ministerio que conduce Agustín Perassi. 

Las mismas fuentes aseguran que Perassi ejecutó la disposición en el acto, antes de que el mal humor lo alcance a él también. 

Desde ese momento, la sociedad descubrió a un funcionario recto, cuya premisa fue la de mantener sus manos limpias durante los años que le tocó ser parte de la administración pública. 

Su popularidad creció a un ritmo frenético y lo empujó a un desafío que aceptó con gusto: será candidato a gobernador. 

La fórmula se presentará durante la mañana. El ex juez federal, Vicente Casas, quien desde hace años trabaja desde el anonimato en organizaciones no gubernamentales, decidió levantar su perfil para conformar una dupla que buscará capitalizar el porcentaje de votantes decepcionados con la gestión Morales. 

Ferryera y Casas conocen la madeja burocrática estatal pero son ajenos a los espacios de poder que dominaron la escena desde el regreso de la democracia. Son parte de los sectores independientes que cree que el peronismo y el radicalismo se asociaron para formar una división folclórica que se apropió de los recursos públicos y de las áreas del Estado. 

Buena parte de ese desencanto se canalizó en la izquierda durante las últimas elecciones, aunque poco tuviera que ver con sus preceptos ideológicos. 

Hoy continúa a la deriva. Ferreyra y Casas buscarán canalizar sus reclamos. 

 

 

Cargando ...

Compartí tu opinión