Nacionales | Video |

Video: la canción que escribió la hija de Esteban Bullrich para su padre

Las repercusiones de La vida es hoy, el evento que Esteban Bullrich, desde su fundación, organizó para recaudar dinero para la lucha contra la ELA sigue teniendo repercusiones. El video de la canción que Margarita compuso para su papá se viralizó y sigue emocionando a muchos.

"Como en las Bodas de Caná, dejamos lo mejor para el final", dijo Esteban Bullrich, que compartió el video de su hija Margarita cantando una canción que compuso para él. La referencia es conocida por todos: en el Evangelio de San Juan el evangelista relata el primer milagro de Jesús -quien convirtió agua en vino durante una magnífica boda en Galilea- y la reacción del maestro de ceremonias que, sin saber de este milagro felicita al esposo diciendo: "Todo hombre pone primero el buen vino, y cuando están ya bebidos, pone el peor; tú has reservado el vino bueno hasta ahora".

Bullrich no eligió la cita al azar. Después de una noche cargada de emoción, su hija le hizo un regalo grandioso: cantó en público la canción que ella misma escribió para él. Sorprendió a todos con su voz y, entre acorde y acorde, le regaló aún algo más a su papá: unas sonrisas cómplices y una mirada llena de amor y gratitud.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCfaMIODJrf5%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAEvt6kKIpkxAP0JmcJ0ZAjU7NQzdKWKtdsCIKYtA5Fe6ln7ZAxZBPjRu92CKJOHuAzsyvI1B0ZAO7DfWZCXiUKpchWGj2yR0NZAZBKeRboZBPhco63dzM3NUliEQf0ojvCehkE7PwzZBLYslqu8tiVf7enrX8iZBYt0yAYcuMzBRrsgxfTdwEwEZA8ZD

"Qué emocionante, qué lindo regalo", dijo Esteban Bullrich al compartir el emotivo video. "Esta canción la compuso mi hija Margarita para mí. Gracias Marga por hacerme llorar y reír, tu orgulloso papá", concluyó.

La familia es un pilar para Esteban Bullrich que se casó con María Eugenia Sequeiros el 13 de noviembre de 1999. Pasaron dos décadas hasta que el diagnóstico de esclerosis lateral amiotrófica obligó a cambiar su vida aunque sin modificar en absoluto sus prioridades. Bullrich dejó su banca en el Senado y renunció a su carrera política, pero no perdió su esencia: construir un mundo mejor.

Canalizó su energía en una fundación que lleva su nombre y cuyo primer objetivo es impulsar investigaciones que puedan mejorar la calidad de vida de los pacientes de ELA y ayudar a encontrar la cura para esta enfermedad. Y se apoyó en su familia, un pilar en su vida. Con ellos comparte los días. Su esposa lo acompañó a la última sesión en el Senado, en la que compartió un poderoso mensaje. Y caminó con él y con sus hijos al Santuario de la Virgen del Cerro en Salta, en una peregrinación a la que se sumaron cientos de personas y otras tantas acompañaron con la oración.

Tanto Esteban como María Eugenia mantienen un bajo perfil, aunque no pierden oportunidad de repetir su mensaje a favor de la vida. "La vida es hoy", repite una y otra vez el exsenador que se niega a que el diagnóstico de ELA lo defina. Y no son solo sus palabra: en sus rutinas ese mensaje a favor de la vida se hace aun más contundente: alienta a los jóvenes a comprometerse con causas que promuevan el bienestar común, sigue atento el devenir de la educación consciente del impacto que tiene en la construcción de la sociedad y comparte al máximo los momentos con sus hijos. Aprovecha para hablar con ellos de lo que le importa: quiénes lo influyen, qué lo motiva, quiénes lo inspiran.

FUENTE: MDZ

Temas

Dejá tu comentario