Mundo | Venezuela | Intervención | Corte Suprema

La corte venezolana intervino un partido opositor a Maduro

Imitando las decisiones adoptadas durante 2023, el máximo tribunal bolivariano decidió intervenir el Partido Comunista, que en su momento fungió como aliado de Hugo Chávez pero hace tiempo rompió relaciones con el sucesor.

El Partido Comunista de Venezuela (PCV), convertido en opositor del gobierno del presidente Nicolás Maduro, fue intervenido en las últimas horas por la Corte Suprema que nombró a una nueva junta directiva, al admitir un amparo de un grupo de partidarios que argumenta que la actual es ilegal.

La sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que cambia a los directivos del PCV es similar a veredictos que esa corte emitió en 2020 contra los principales partidos políticos de la oposición.

La Sala Constitucional del TSJ nombró una "junta directiva ad hoc" en el PCV para que "organice los procesos democráticos internos que garanticen los derechos a la participación política de los asociados", indica el fallo.

El dirigente que en julio pasado presentó un recurso contra la directiva actual alegando que excluía a las bases de la organización, Henry Parra, fue designado al frente de la fuerza.

El PCV fue aliado del fallecido expresidente Hugo Chávez (1999-2013), pero rompió con Maduro cuando el actual mandatario empezó a flexibilizar férreos controles para tratar de reactivar la economía venezolana.

El secretario general de la directiva depuesta, Óscar Figuera, había calificado a quienes presentaron el recurso judicial de "grupo mercenario" y los acusó de "una maniobra antidemocrática", consignó la agencia de noticias AFP.

image.png

En un comunicado subido en las últimas horas a sus redes sociales, el PCV denunció que "el Gobierno de Maduro consumó el asalto contra el partido a través de una arbitraria sentencia judicial que avala la imposición de una directiva compuesta por mercenarios".

"Este fraude procesal, que violenta los derechos políticos del PCV y del pueblo trabajador venezolano, no solo crea un grave precedente en la historia política y jurídica del país, sino que deja al descubierto el carácter autoritario, antidemocrático y reaccionario del Gobierno-Partido Socialista Unido de Venezuela que equivocadamente cree que con esta maniobra doblegará a las y los comunistas venezolanos", añadió el texto.

En julio de 2020, el TSJ suspendió a la directiva de Voluntad Popular, el partido de los exiliados opositores Leopoldo López y Juan Guaidó.

El tribunal puso al frente de esa organización al diputado José Gregorio Noriega, adversario de Guaidó, quien entonces era reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de gobiernos.

Y en junio de ese mismo año el máximo tribunal había tomado medidas similares contra otros dos de los mayores partidos opositores: Acción Democrática y Primero Justicia.

Fuente: ambito.com

Dejá tu comentario