Jujuy | Turismo |

El carnaval desnudó el colapso de servicios

El Ministerio de Cultura y Turismo realizó un balance del carnaval calificándolo como altamente positivo, aunque también reconoció que falta mucho por trabajar en cuanto a infraestructura. Según las cifras oficiales arribaron 40.000 turistas durante el fin de semana largo y la provincia sólo cuenta con un total de 11.000 plazas disponibles.

El carnaval jujeño año a año cobra más notoriedad a nivel nacional, lo que se traduce en el arribo de una enorme masa de gente que llega para disfrutar esos días.

Este fin de semana largo no fue la excepción. Según las cifras oficiales, visitaron Jujuy más de 40 mil turistas, lo que tuvo un impacto económico de 300 millones de pesos para la provincia.

El Ministerio de Cultura y Turismo realizó este jueves su balance en conferencia de prensa, calificando este carnaval como altamente positivo, aunque también reconoció que la infraestructura no dio abasto.

Eventos como la Bajada de los Diablos de Uquía, el carnaval en Humahuaca y el de Tilcara, la Bajada de Diablos en Maimará y el Carnaval de Los Tekis, fueron algunos de los principales atractivos, pero que consecuentemente rebalsaron de gente.

Durante el viernes en la noche y madrugada del sábado ya se podía ver el éxodo de vehículos y colectivos a lo largo de toda la Ruta 9, camino a la Quebrada. Este colapso en la ruta que años anteriores sólo duraba el sábado, ahora se extendió en distintos momentos a lo largo de todo el fin de semana.

En cuanto a las camas disponibles, el Secretario de Turismo, Diego Valdecantos, señaló a Jujuy al momento que la provincia cuenta con 11.500 plazas en hoteles formales, siendo Tilcara y San Salvador las que mayor cantidad poseen. Teniendo en cuenta la gran demanda, dijo que también se utilizaron otras 1000 por convenio con Airnb y que además se habilitaron 50 casas de familia.

Considerando los 40.000 visitantes que arribaron y contando que el número de plazas no llega a cubrir esa cantidad, muchas personas se encontraron con un problema para conseguir alojamiento. En ese sentido Valdecantos reconoció que desde su área tuvieron que asistir a turistas para encontrar ubicación.

Ya se había referido a estas cuestiones, Juan Carlos Martínez del sindicato de los gastronómicos cuando señaló que "No estamos listos para recibir turismo masivo" porque “los servicios colapsan”.

En la Quebrada sobre todo hay una cuestión fundamental que tiene que ver con las cloacas. Faltan baños y la gente termina haciendo sus necesidades en cualquier parte, lo que constituye un problema para los lugareños. Algunos incluso deciden irse y vuelven cuando termina carnaval.

Otro punto es el combustible. La estación más próxima a San Salvador rumbo al norte, queda en Tilcara. Los turistas que provienen del interior desconocen esto y no toman los recaudos necesarios.

Los cajeros son otra cuestión para considerar porque en los pueblos hay uno sólo y esto deriva en que el viajero o los propios vecinos tengan que trasladarse hasta la capital para conseguir uno con plata disponible.

En cuanto a la seguridad, desde el SAME señalaron que al haber una convocatoria masiva, se hizo más difícil acceder a los lugares para asistir a personas en situación de emergencia. Por  un lado el tránsito no era fluido y por otro lado la geografía del lugar requería mayor cuidado y esto representaba demora.

Finalmente la cuestión de la basura resulta otro problema, no sólo por la gran contaminación sino porque es la imagen que se lleva cada turista que visita la Quebrada.

Temas

Dejá tu comentario