Jujuy | sorpresa |

Viviendas: peligra una promesa de campaña

El plan provincial de viviendas, anunciado por el gobernador Gerardo Morales en la Legislatura, no cuenta con fondos disponibles según el sindicato de la UOCRA, que reclama el inicio de las obras para reactivar al sector; a cuatro días de la revelación, el gobierno permanece en silencio.

En Jujuy, según datos oficiales y declaraciones de funcionarios, 30 mil familias necesitan una vivienda. Mientras esperan, viven ensambladas o pagan alquileres. 

El gobierno que encabeza Gerardo Morales se propuso atacar ese déficit y prometió la construcción de cuatro mil viviendas por año al inicio de la gestión, un objetivo que rápidamente se fue desdibujando. 

En marzo de 2019 su promedio era de 419 viviendas por año, muy por debajo que el del cuestionado binomio conformado por Eduardo Fellner y Milagro Sala, quienes tuvieron una performance de 1.000 viviendas anuales. 

Criticado por la diferencia entre lo prometido y lo logrado, el gobierno apuró un programa local para construir casas con fondos provinciales. 

Días después, su hermano Walter Morales, entonces presidente del Instituto de Viviendas y Urbanismo de Jujuy (IVUJ) ratificó el plan y dio detalles del proceso: el 8 de abril se previó la apertura de sobres con las ofertas de empresas que habían decidido participar en la licitación de las obras. 

El 27 de marzo, en conferencia de prensa con la participación del ministro de infraestructura Jorge Rizzotti – que hoy busca convertirse en diputado nacional – se difundió el cronograma de sorteos para que la gente que aspire a una vivienda participe. 

Los sorteos se previeron en el lugar donde se construirán las viviendas y en el siguiente orden: 14 de mayo para el Gran Jujuy (que incluye a San Salvador de Jujuy, Palpalá y Yala); 17 de mayo para Palma Sola; 21 de mayo para San Pedro – La Esperanza; 23 de mayo para Puesto del Marqués y para Abra Pampa; el 24 de Mayo para La Quiaca y para Libertador Gral. San Martín las fechas posibles son el 26 o 27 de mayo.

El dirigente y un grupo de trabajadores se reunieron con directivos del IVUJ y con el ministro de infraestructura Jorge Rizzotti el jueves 18 de julio, jornada en la que realizaron una movilización por la crisis que atraviesa el sector. 

En instalaciones del ministerio, el ministro Rizzotti admitió que la provincia no dispone de los fondos necesarios para iniciar el programa, de acuerdo a declaraciones realizadas por Cárdenas el programa De regreso (lunes a viernes, de 17 a 20 por Radio 2). 

Fuentes consultadas por Jujuy al momento en el área desmintieron lo afirmado por Cárdenas. No obstante, no hay información actualizada respecto del estado real del plan, ni precisiones sobre la estructura financiera pensada para su realización. 

La problemática de las viviendas y el déficit habitacional en Jujuy se convirtieron en un tema urticante para las autoridades. 

De 16 mil viviendas por año, el gobernador Morales bajó sus expectativas a una meta más modesta, de 8.008 “soluciones habitacionales”, lo que incluye ampliaciones de viviendas ya construidas o habitaciones y baños. 

Antes de dejar su cargo como presidente del IVUJ, Walter Morales precisó el último número que busca alcanzar la gestión provincial. “En los cuatro años de gestión del Gobernador Morales vamos terminar de entregar unas 4.200 viviendas”, sostuvo.

El tema le valió críticas de la oposición, como las del diputado Alberto Matuk quien rememoró su paso por el organismo de viviendas en 1.991, donde asegura haber obtenido una cifra record: 6.000 viviendas en dos años. 

La gestión actual, no obstante, ha conseguido transparentar la entrega, a través de la implementación de sorteos por demanda libre, en los que las personas que cumplen los requisitos para ser beneficiarios se inscriben en un registro de acceso público, pudiendo hacer un seguimiento posterior. 

El problema, en esta como en otras áreas, sigue siendo el exceso de optimismo, que termina creando falsas expectativas.

 

Temas

Dejá tu comentario