Mundo | Solidaridad | CORONAVIRUS | CUARENTENA OBLIGATORIA

Mexicanos llevan agua y comida a las personas que se encuentran varadas en los aeropuertos

Tan sólo en el Aeropuerto de Cancún hay aproximadamente 500 argentinos esperando regresar al país.

  • La mayoría de los turistas que se encuentran varados no cuentan con dinero para extender su estadía.
  • Por este motivo, un grupo de mexicanos acercó alimentos y agua a las personas que se encuentran varadas en el Aeropuerto de Cancún.
  • Además de argentinos, también hay brasileros, colombianos, peruanos y cubanos sin poder regresar a sus países.

Un grupo de mexicanos llevó esta martes 24 de marzo agua, alimentos, alcohol en gel y frazadas a los turistas que se encuentran varados en el Aeropuerto de Cancún debido a las diferentes medidas que tomaron algunos gobiernos de cerrar el tráfico aéreo e impedir la propagación del coronavirus.

Con este escenario, son muchos los argentinos que continúan sin poder regresar al país. Este es el panorama que se vislumbra en los pasillos del aeropuerto internacional del Caribe de México. Argentinos, brasileros, colombianos, peruanos y cubanos son algunos de los turistas que no disponen de dinero para solventarse o extender la estadía hasta que los países resuelva llevarlos de regreso.

“Gracias a los mexicanos nos pudimos abastecer de comida, agua, alcohol en gel y frazadas para estar un poco más cómodos”, relató un argentino al diario Clarín, mientras espera un vuelo que lo lleve de regreso a Buenos Aires.

Respecto ala situación que atraviesan nuestros compatriotas, en Cancún hay aproximadamente unos 400 o 500 argentinos, sin contar los que se encuentran en la ciudad de México. Los pasajeros debieron hacer guardia frente al mostrador de la compañía aérea de bandera y descansar en los jardines de la terminal 2 de dicho Aeropuerto.

El alivio llegó de la mano de una grupo de mexicanos que llevaron agua, sándwiches en medio de la desesperanza que se vive en estos días por la expansión del coronavirus.

"Eternamente agradecidos. Desde que llegamos nos vieron que estábamos todos en el césped y nos trajeron sándwiches, bebidas, agua, alcohol en gel y yo me asombré porque era un grupito de dos o tres chicos, detrás de ese grupo empezó a llegar otra gente y otra, venían en autos, en furgonetas y nos trajeron provisiones de todo tipo, ya sea dulces para desayunar, merendar", agregó emocionado Nicolás, quién todavía espera el vuelo que lo lleve de regreso a su hogar.

Dejá tu comentario