Jujuy | Productores | Jujuy |

Por la falta de apoyo, productores jujeños auguran una mala campaña en 2023

Aseguran que las producciones cañera y de hortalizas estarán tan complicadas como la del tabaco.

  • El pequeño productor jujeño Sergio Leaño auguró una mala campaña para la producción cañera y de hortalizas, a las que consideró tan complicadas como a la tabacalera.
  • Asimismo, indicó que el mercado boliviano es positivo para los productores locales.

Desde los últimos meses del año pasado, la sequía en Jujuy viene haciendo estragos en el sector productivo, principalmente entre los ganaderos, cañeros y agricultores. Referentes de "Asamblea Ancasti por la Vida” consideraron que la manipulación de la lluvia tiene consecuencias nefastas para el sector, e incluso desde la Dirección de Recursos Hídricos aceptaron que hay sequía extrema en Jujuy.

Considerando esta situación, el pequeño productor jujeño, Sergio Leaño, opinó que la campaña para el sector en el que se desempaña, y también para los cañeros y agricultores, será por lo menos complicada, si no negativa.

Para los productores, el gobierno no los tiene en cuenta

Cañeros

La sequía es negativa para el sector cañero, ya que además de fertilización necesitan riego; las lluvias son escasas y el riego se redujo recientemente; “imagino que cuando comience la zafra el rendimiento será mucho menor al de otras campañas”, dijo Leaño.

Agricultores

De acuerdo al productor, pronto comenzará la campaña de “semilla fina”, como cebolla, perejil y almácigos, que con precipitaciones continuas como las que se registraron en los últimos días, no pueden prepararse. “La campaña pasada nos dejó mal parados, el rendimiento y la calidad fueron muy inferiores a las anteriores”, sostuvo el productor.

Tabacaleros

De acuerdo a Leaño, el pequeño y mediano productor no tienen apoyo financiero (“espalda”); cuando acopien, tal vez les paguen un 50%, y a la mitad restante “la pagarán Cooperativa y Cámara cuando les plazca. A veces te llaman en octubre o en diciembre, tal vez en enero del año siguiente, y generalmente liquidan con cheques de 30 a 90 días. La nueva campaña no se puede enfrentar si el capital se devaluó”.

La situación los lleva a encarar otros cultivos, como de papa y cebolla, para poder generar recursos y pagar a la mano de obra en el campo.

Mercado externo

Para el productor jujeño, la agricultura jujeña tiene un buen lugar en el mercado boliviano, ya que por el cambio “se fuga mucha producción de verdura, hortalizas y manzanas. El boliviano compra por poca plata. En el mercado mayorista compra un intermediario que lleva todo a la frontera y pasa al otro lado, suponemos que de contrabando tanto en Bermejo como en La Quiaca. En cierta forma también nos favorece, la mercadería no se queda o no hay sobre oferta”.

Por otro lado, camiones paraguayos vienen a Los Pericos buscando papa y cebolla, que las compran de forma directa, sin intermediarios.

Leaño consideró además que si aumenta el precio de los combustibles, la carne y de distintos insumos, también aumentará el precio de las verduras.

image.png
Fotografía: Google

Fotografía: Google

Dejá tu comentario