Nacionales | Problemas | Producción | CONSERVACIÓN

La Fundación ProYungas está cumpliendo 10 años

Hace una década Fundación ProYungas creó el programa Paisaje Productivo Protegido, un concepto que genera un modelo de gestión del territorio a escala de paisaje que permite integrar la producción con la conservación de la naturaleza y de los servicios ecosistémicos asociados, en un contexto de sustentabilidad ambiental y promoción social.

  • Hoy el Paisaje Productivo Protegido (PPP) suma siete empresas, siete ONG asociadas, cinco provincias en dos países (Argentina y Paraguay), tres ecorregiones (Yungas, Chaco húmedo y Chaco seco) y más de 310 mil hectáreas, de las cuales más de 140 mil son áreas silvestres con diferentes niveles de conservación.
  • Los Paisaje Productivo Protegido está conformado por un espacio de territorio delimitado, que incluye tanto áreas bajo producción como silvestres.
  • El programa responde a líneas prioritarias globales contenidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Alejandro Brown, presidente de ProYungas define al PPP como “un concepto que coloca al sector productivo como protagonista de la acción, pasándolo del lugar del ‘problema’ al lugar de la ‘solución’, cambiando la concepción de producción vs. conservación por la de producción para la conservación. En este sentido, es un programa destinado a empresas, cooperativas, asociaciones, propietarios privados u otras organizaciones comprometidas con la sustentabilidad”.

Sin duda los problemas ambientales existen y necesitan ser resueltos. En la publicitación de estos problemas fue eficiente la construcción de un escenario dominado por malos (que generan los problemas) y buenos (que los identifican y actúan en consecuencia). Sin embargo la realidad es bastante más compleja y lo más importante es que para resolver los urgentes temas ambientales que enfrentamos, debemos cambiar la perspectiva y tener una visión más holística, más inclusiva de distintos puntos de vista e intereses. Sin duda los problemas ambientales existen y necesitan ser resueltos. En la publicitación de estos problemas fue eficiente la construcción de un escenario dominado por malos (que generan los problemas) y buenos (que los identifican y actúan en consecuencia). Sin embargo la realidad es bastante más compleja y lo más importante es que para resolver los urgentes temas ambientales que enfrentamos, debemos cambiar la perspectiva y tener una visión más holística, más inclusiva de distintos puntos de vista e intereses.

image.png

En la actualidad las empresas y asociaciones que se han sumado al programa realizan principalmente actividades productivas agrícolas y agroganaderas, incluyendo papel, azúcar, alcohol, cítricos (limón, naranja, mandarina), ganado, productos lácteos y productos forestales no madereros.

El país se ha visto beneficiado con el ingreso de divisas, con la generación de empleos directos e indirectos y con el crecimiento de la infraestructura derivada de estas actividades productivas. Adicionalmente y en muchos ejemplos a lo largo y ancho del país, también se ha hecho cargo de proteger espacios silvestres importantes en ecorregiones de alta valoración ambiental. Para ellos desde ProYungas hemos desarrollado hace 10 años el concepto de “Paisajes Productivo Protegido”, una manera de reconocer el rol de la producción en mantener el activo productivo a través de buenas prácticas agrícolas/ ganaderas/ forestales por un lado y de mantener en buen estado de conservación, el contexto ambiental a escala de paisaje en que estas prácticas son desarrolladas. El país se ha visto beneficiado con el ingreso de divisas, con la generación de empleos directos e indirectos y con el crecimiento de la infraestructura derivada de estas actividades productivas. Adicionalmente y en muchos ejemplos a lo largo y ancho del país, también se ha hecho cargo de proteger espacios silvestres importantes en ecorregiones de alta valoración ambiental. Para ellos desde ProYungas hemos desarrollado hace 10 años el concepto de “Paisajes Productivo Protegido”, una manera de reconocer el rol de la producción en mantener el activo productivo a través de buenas prácticas agrícolas/ ganaderas/ forestales por un lado y de mantener en buen estado de conservación, el contexto ambiental a escala de paisaje en que estas prácticas son desarrolladas.

Para estas organizaciones entre los principales beneficios de formar parte del programa, se pueden mencionar:

  • Mejorar de la gestión ambiental y social del territorio
  • Generar valor agregado a su producción
  • Incrementar la posibilidad de acceso financiamiento nacional e internacional
  • Crear alianzas multisectoriales y la mitigación de conflictos.

Los PPP y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Más allá de los beneficios para las empresas, el programa responde a líneas prioritarias globales contenidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS), siendo los PPP una la forma de “bajar a tierra” parte de estos objetivos, mediante acciones concretas y mensurables.

"Hoy que intentamos vincular –y culpabilizar- en forma directa a quienes producen con nuestros problemas ambientales, debiéramos reconocer que la solución está en la articulación entre distintas visiones y en aceptar y valorar a quienes están tomando decisiones cotidianas sobre el uso de grandes espacios territoriales" advierte Brown.

Porque no alcanza con denunciar e intentar limitar o castigar con leyes de dudosa aplicación. También necesitamos reconocer a quienes se hacen cargo de sumar entre sus responsabilidades la preservación de los bienes y servicios de la naturaleza, que por otra parte son la garantía de sustentabilidad de sus productos. Debemos reconocer en el otro, no sólo su parte de responsabilidad en algunos de los problemas que nos aquejan, sino también la necesidad de que se sumen activamente a la solución. Y para ello necesitamos una agenda positiva en materia ambiental, que acompañe este esfuerzo en conjunto que necesitamos para salir adelante como país, esfuerzo que requiere que tomemos riesgos razonables para crecer y revertir el decadente desempeño social que venimos sobrellevando. Porque no alcanza con denunciar e intentar limitar o castigar con leyes de dudosa aplicación. También necesitamos reconocer a quienes se hacen cargo de sumar entre sus responsabilidades la preservación de los bienes y servicios de la naturaleza, que por otra parte son la garantía de sustentabilidad de sus productos. Debemos reconocer en el otro, no sólo su parte de responsabilidad en algunos de los problemas que nos aquejan, sino también la necesidad de que se sumen activamente a la solución. Y para ello necesitamos una agenda positiva en materia ambiental, que acompañe este esfuerzo en conjunto que necesitamos para salir adelante como país, esfuerzo que requiere que tomemos riesgos razonables para crecer y revertir el decadente desempeño social que venimos sobrellevando.

Programa Paisaje Productivo Protegido

Estas son Imágenes de mamíferos captados por trampas cámara, una de las acciones que forman parte del monitoreo de biodiversidad, realizadas en el marco de los PPP y que generan mayor impacto en las personas, incluyendo a quienes trabajan en las empresas PPP y permiten generar una gran empatía y compromiso con la conservación de los espacios silvestres y así proteger a esos animales.

Coatíes (Nasua nasua) en las Yungas jujeñas

Dejá tu comentario