Policiales | Policiales | ABUSO SEXUAL | Monterrico

18 años de cárcel para un jujeño por varios hechos de abuso sexual

Sebastián Beltrán fue condenado a 18 años de prisión por cuatro delitos de abuso sexual, amenazando a sus víctimas a punta de cuchillo. Los hechos se produjeron en la localidad de Monterrico entre 2017 y 2018.

  • Un jujeño fue condenado a 18 años de prisión por ser culpable de varios hechos de abuso sexual.
  • El delincuente amenazaba a sus víctimas a punto de cuchillo, en oportunidades atacó a menores de edad e incluso llegó a atar y golpear a una mujer.
  • Los hechos ocurrieron en Monterrico entre 2017 y 2018 y la sentencia llegó años después.

Según dieron a conocer desde el Poder Judicial de la provincia, un hombre fue condenado a 18 años de prisión por el Tribunal en lo Criminal Nº 2. El veredicto fue dado a conocer ayer miércoles 27 de mayo.

La pena le fue impuesta a Sebastián Darío Beltrán, por resultar autor material y responsable del delito de “Abuso Sexual con acceso carnal agravado por ser cometido con arma, tres hechos” y “Abuso Sexual con acceso carnal agravado por ser cometido con arma”.

De acuerdo a la acusación fiscal, los hechos delictivos fueron cuatro, y ocurrieron en la localidad de Monterrico, entre los meses de marzo de 2017 y abril de 2018.

Para cometer los ilícitos, el acusado Beltrán, utilizaba un cuchillo con el que amedrentaba a sus víctimas. Además, algunos de los ataques los llevó a cabo con el rostro cubierto por una máscara.

Cuatro fueron las mujeres, dos de ellas menores de edad, atacadas por el enjuiciado, quien las interceptaba en inmediaciones de la bici senda de la ruta provincial Nº 42.

En uno de los hechos, luego de abusar a la víctima, la mantuvo atada de manos y pies hasta la madrugada del día siguiente, momento en que la misma pudo desatarse, golpear al imputado y escapar del lugar.

El Tribunal estuvo integrado por los jueces Claudia Cecilia Sadir –presidente de trámite-, Luís Ernesto Kamada y María Laura Flores –habilitada-, secretaría a cargo del Dr. Marcos Vargas.

image.png

Dejá tu comentario