Jujuy |

Pirotecnia cero: Una promesa con sabor a poco

Fundaciones para personas con autismo se reunieron con el vicegobernador Haquim para conversar sobre lo que vienen reclamando desde hace al menos cuatro años: la sanción de una ley de pirotecnia cero. Según hicieron saber, solo les prometieron evaluar un proyecto, por lo que el tema se dilataría aún más.

  • Fundaciones y gobierno se reunieron para tratar el tema.
  • Haquim prometió la redacción de un nuevo proyecto o la modificación de uno ya existente hasta fin de año.
  • Ya son cuatro años de reclamos por una ley provincial prácticamente sin ningún avance.
  • Solo cuatro municipios que implementaron pirotecnia cero.

En la jornada de ayer, distintas fundaciones que asisten a personas con autismo se reunieron con el vicegobernador de la provincia, Carlos Haquim, para conversar sobre la tan reclamada ley de pirotecnia cero, que hasta el día de hoy sigue siendo solo una promesa.

Aunque desde hace al menos cuatro años las fundaciones –apoyadas por un amplio sector de la población- vienen insistiendo, los funcionarios –como en este caso- demuestran interés en días previos a las elecciones y una vez pasadas ellas el tema se esfuma de la agenda política.

Según comentó Jorge Peñaloza, referente de la Fundación Sonrisas, si bien la reunión fue “teóricamente positiva”, hay que ver cuánto de lo prometido se concreta.

Es que, hasta fin de año, les prometieron ya sea la redacción de un nuevo proyecto de ley o la modificación de uno que ya está escrito. Sin embargo, es solo eso: un proyecto. Ni hablar de su tratamiento o efectiva sanción.

Cada vez son más las provincias y ciudades que toman la firme determinación de erradicar la pirotecnia e inclusive hay cuatro municipios jujeños que ya lo hicieron: San Antonio, Libertador, San Pedro y El Carmen. Palpalá sería el quinto, pero solo se quedó en los anuncios y en la implementación falló groseramente.

En la capital jujeña, las autoridades del municipio capitalino refuerzan los controles para evitar la venta clandestina de pirotecnia pero es sabido que esta prolifera en distintos puntos con los riesgos que ello implica.

En la reciente Fiesta Nacional de los Estudiantes quedó más que claro que el planteo sigue cobrando fuerza pese a la resistencia del oficialismo a brindar el debate.

En las redes sociales, muchos hicieron foco en la contradicción del Ente Autárquico en cuanto a que por un lado se invita a desfilar a las fundaciones que trabajan con chicos que tienen autismo y por otro se hacía caso omiso al pedido de una fiesta sin pirotecnia. Los festejos del Ente, como todos los años, cerraron varias actividades con fuegos de artificio y esto generó muchas críticas en lo que se interpretó como una muestra de la falta de empatía y soberbia por parte de las autoridades del gobierno de Morales.

Uno de los proyectos promovidos es el de la diputada provincial Victoria Luna Murillo, quien desde hace algunos años se involucró en la cuestión aunque sin lograr ningún avance. Su participación se limitó principalmente a reuniones con los referentes de las asociaciones que piden la ley, en lo que se asemeja a más a un intento de justificar la postura pasiva de todo el recinto parlamentario frente a la problemática.

Cabe aclarar, que la iniciativa de la diputada se aleja bastante de lo que requieren las asociaciones porque apuesta a la prohibición parcial y al mayor control de la pirotecnia.

Teniendo en cuenta que no es la primera vez que se concretan reuniones solo “para la foto”, esta vez en época de campaña, Peñaloza recordó por qué exigen una ley de pirotecnia cero: ocurre que las familias que tienen un integrante con trastornos del espectro autista (TEA) en su hogar viven situaciones traumáticas al momento en el que se escuchan los estruendos de los fuegos artificiales ya que las personas que lo padecen tienen entre sus síntomas la hipersensibilidad en sus sentidos, especialmente la auditiva.

“La pirotecnia causa gritos, desesperación y alteración en las personas con TEA” afirman los familiares de chicos autistas en la página de la Asociación Argentina de Padres Autistas y explican en detalle las complicaciones que lo que para muchos es un festejo les provocan.

Además, las personas con TEA no son las únicas que sufren. También los animales resultan víctimas de los estruendos, ya sea sufriendo daños ellos mismos u ocasionando que las mascotas escapen de sus hogares, tal como se advierte en redes sociales tras algún evento donde se haya utilizado pirotecnia.

Peñaloza advirtió que las fundaciones en su conjunto quieren la prohibición total de venta de pirotecnia de estruendo, aunque aceptarían que se sigan comercializando fuegos artificiales lumínicos.

Como se dijo, de la reunión se fueron solo con una promesa. No obstante, los integrantes de las fundaciones manifestaron que esperan que el gobierno los reciba nuevamente después que pasen las elecciones del próximo 27 de octubre.

Dejá tu comentario