Jujuy | Partido Justicialista | FRENTE DE TODOS | Congreso provincial

El Frente de Todos apuntó contra un "escandaloso" Congreso Provincial en el PJ

A la interna partidaria que se viene consolidando producto de las alianzas de la vieja dirigencia con el oficialismo de turno, se sumó ahora el malestar por los congresales que este jueves no pudieron acceder al congreso.

  • El Congreso Provincial del PJ local terminó en polémica.
  • El sector que responde al rivarolismo impidió que ingresen congresales que son críticos del gobierno.
  • El Frente de Todos emitió un duro comunicado cuestionando el proceder de la vieja dirigencia.

El bochorno que se vivió este jueves con motivo del Congreso Provincial del PJ local acrecentó la interna partidaria con un Pj disidente que rechaza el rol pasivo de la actual dirigencia y su complicidad en el despilfarro de fondos que lleva adelante el gobierno de Morales.

En ese contexto, el Frente de Todos criticó las restricciones aplicadas a los congresales no alineados dentro del rivarolismo.

Aquí el comunicado:

“En la tarde de hoy se desarrolló el Congreso Provincial del Partido Justicialista en la sede partidaria a partir de las 16 horas, dejando sin ingreso a algunos Congresales que quedaron en la puerta sin poder participar. Fue presidido por el Intendente de Monterrico, Nilson Ortega, máxima autoridad del órgano soberano del mencionado partido.

Al momento de pedir la palabra solamente se escucharon las dos mociones de Congresales que pertenecen al sector del Diputado Rubén Rivarola. Los demás integrantes, con otra identificación, como Ariel Gerónimo, Luis de la Zerda, Emanuel Palmieri, Gustavo “Churo” Bautista y algunos otros “compañeros” ni siquiera pudieron expresar sus opiniones a pesar de tener pedida la palabra desde el comienzo. Tampoco pudieron realizar sus mociones donde solicitaban que se apruebe la creación de la Comisión de Acción Política que contenga a varios integrantes del peronismo.

La situación se tensionó más aún cuando, incluso, quitaron a la fuerza el micrófono a aquellos oradores que proponían expresiones distintas a las impuestas por Rivarola. Solo tuvo consideración la moción del Congresal Daniel Almirón, quien propuso que la delegación de facultades para armar el Frente Electoral y Alianzas recaiga sobre Rubén Rivarola y Nilson Ortega únicamente, sin representantes de otros sectores como el que conduce la Diputada Nacional Carolina Moisés, el Senador Guillermo Snopek o el Movimiento Evita.

El gran poder generado a partir de esta manipulación del Congreso Partidario, incluyo aprietes, amenazas, condicionamientos económicos, y hasta operaciones personales sobre algunos congresales con responsabilidad institucional. Desde el Partido Justicialista nacional, se entablaron durante las últimas horas instancias de negociación entre las partes para consolidar un espacio de unidad y garantizar el armado electoral provincial, buscando puntos de consenso.

Todas las propuestas realizadas fueron rechazadas por el Presidente del PJ provincial Ruben Rivarola.

La Diputada Nacional Carolina Moises tensionó con más de 50 congresales propios su propuesta de integración, que estaba conformada por cinco miembros: el propio Ruben Rivarola, Nilson Ortega representando a los Intendentes peronistas, un representante de la Juventud, uno por los movimientos sociales, y ella como referente del Consejo Nacional del PJ.

El Senador Snopek solicitó que se respete a sus congresales suspendidos y se les permita el ingreso. De ninguna manera fueron aceptadas esas solicitudes por parte de la conducción partidaria, lo que provocó las reacciones de los militantes ante el ilegítimo manejo del Congreso.

Esto deja al Partido Justicialista sin unidad y en la puerta de una división de cara a las elecciones provinciales del 27 de Junio, debido a la violación a la carta orgánica y al manejo violento de la situación por parte de quienes debían garantizar el debate. De esta forma, Rubén Rivarola quedó sin aliados y con un profundo rechazo de las bases a su estilo político, desenmarcado del orden nacional, con una pérdida de confianza en su conducción.

Dejá tu comentario