Jujuy | Malvinas | huerta | Proyecto

Una huerta agroecológica como herramienta para la inclusión

En el marco del Día Mundial de la Alimentación conocemos un proyecto que se desarrolla en el Barrio Malvinas; cuenta con la participación de jóvenes y docentes.

  • Jóvenes del Barrio Malvinas armaron una huerta agroecológica para concientizar y generar promoción en el consumo de alimentos orgánicos.
  • Muchas ha servido como fuente de conocimiento que luego generó en los alumnos la realización de su propio espacio en sus hogares y los ayudo a combatir la desnutrición.
  • Cada día se expande más y ha logrado importantes convenios con otros barrios y ONG.

Espacio Joven La Salle Jujuy es un lugar para la promoción, defensa, vivencia y garantía de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en Malvinas Sur, Jujuy.

Amalia Cano dio detalles sobre este proyecto que no deja de crecer y ayudar de manera multidisciplinaria a quienes asisten.

Una huerta agroecológica como herramienta para la inclusión

“La idea de una huerta viene porque Malvinas tiene una situación ambiental desfavorecida, la mayoría vive en asentamientos sin acceso si quiera a agua potable. La población no estaba bien alimentada y enseñarles desde este espacio es un buen primer paso, de hecho varias veces nos ha ayudado a combatir la desnutrición enseñando a generar sus propios alimentos”

La docente con más de 36 años enseñando sabe bien que una persona desnutrida no puede rendir bien. “Comenzamos con poco, pudimos hacer que los estudiantes conecten con el manejo de la tierra y aprendan a cuidar la vida chiquita, eso los potencia y energiza, es una propuesta más”.

“Comenzó como un proyecto con los alumnos del Colegio La Salle y después de un tiempo ellos mismos comenzaron a preguntarnos si podían venir la familia, los primos, etc. Así que decidimos abrirlo a la comunidad”

El Barrio Malvinas puede concurrir a la huerta todos los sábados. “Estamos trabajando en cruza de saberes culturales”, dijo Cano.

241447640_2072774456214418_7033183832015523065_n.jpg

La actividad se expande día a día y ya generó vínculos con otros barrios y ONG; además organizan juntadas donde enseñan a los niños a reciclar, separar la basura y concientizan sobre el no uso de plástico.

241663879_2072773889547808_4823941165717159847_n.jpg

“Cada vez está más desplazada la comida de origen cárnico. También hace pensar que el producto lo están cultivando y no hay intermediarios en el alimento que se está consumiendo”

La docente jubilada recomendó no quemar los restos de poda porque son abonos para las plantas y procurar que la basura se convierta en residuo.

“Todo le sirve a la naturaleza, hay que cambiar conceptos, poner semillas y ver cuando germina es maravilloso. Lo único que se necesita es luz, riego y suelo, todo nos lo da la naturaleza”.

Para más información, formar parte de la huerta o asesorarte, te podés comunicar al: 3885903563.

Dejá tu comentario