Cultura | La diversidad cultural | UNESCO | Pueblos originarios

12 de octubre: Día del Respeto a la Diversidad Cultural

Hasta 2010 la fecha fue conocida como el "Día de la Raza" y conmemoraba la llegada de Cristóbal Colón a América. Sin embargo, en 2010, Argentina, cambió su denominación por "Día del Respeto a la Diversidad Cultural", dotándolo de un significado acorde al valor que asigna nuestra Constitución Nacional.

En 2001, la Conferencia General de la Unesco dio precisiones sobre la diversidad cultural que, explica, “se manifiesta en la originalidad y la pluralidad de las identidades que caracterizan a los grupos y sociedades que componen la humanidad”.

La diversidad cultural es tan necesaria para el género humano como la diversidad biológica para los organismos vivos. En este sentido, constituye el patrimonio común de la humanidad y debe ser reconocida y consolidada en beneficio de las generaciones presentes y futuras”, agrega la Unesco.

La Unesco enfatiza que la “diversidad cultural amplía las alternativas; alimenta diversas capacidades, valores humanos y cosmovisiones; y permite que la sabiduría del pasado nos prepare para el futuro. La diversidad cultural puede impulsar el desarrollo sostenible de los individuos, comunidades y países".

En la Argentina, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) impulsó la designación del 12 de octubre como Día del Respeto de la Diversidad Cultural, algo que se concretó en 2010.

La bandera de la Diversidad Cultural es, en los hechos, la bandera Wiphala, que simboliza los valores de los pueblos originarios, según explica el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI). De alguna manera, la Wiphala se ha convertido en la bandera de la diversidad cultural en las últimas décadas.

Los orígenes de la bandera Wiphala admiten varias interpretaciones. Algunos investigadores sostienen que proviene del pueblo Aymara y otros afirman que proviene de los Incas. Sin embargo, también hay quienes afirman que surgió durante movilizaciones concretadas por campesinos bolivianos en los años 70.

Los pueblos originarios también se destacan por sus rituales y ceremonias, entendidos como una forma de comunicación con la naturaleza y sus ancestros, por lo que su preservación resulta de gran importancia.

Dejá tu comentario