Jujuy | Jujuy |

Activistas por la paz recordaron el Día internacional en memoria de las víctimas del Holocausto

Todos los 27 de enero se conmemora a las víctimas y sobrevivientes de la persecución nazi. En Jujuy activistas por la paz presentaron el proyecto “Huellas para no olvidar” que homenajea a los sobrevivientes.  

El 27 de enero fue declarado por las Naciones Unidas como el Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto, fecha en que se recuerda la liberación del campo de concentración y exterminio nazi Auschwitz-Birkenau. 

En diálogo  con Jujuy al momento la Coordinadora en Jujuy de  voluntarios de la embajada mundial de activistas por la paz, Andrea Cardozo, señaló que “Hoy 27 de enero de 2016 se conmemora el 70º aniversario de los sobrevivientes de la Shoá en la Segunda Guerra Mundial”.

Con el término Holocausto o Shoá  se conoce a la persecución y aniquilación sistemática de los judíos europeos por parte del Estado alemán nacionalsocialista y sus colaboradores. Este plan sistemático se desarrolló entre 1933, hasta la finalización de la Segunda Guerra mundial en 1945.

La embajada mundial de activistas por la paz tiene un proyecto llamado “Huellas para no olvidar”, Andrea Cardozo al respectó manifestó que “el proyecto tiene como propósito mantener vivo el testimonio de los sobrevivientes del Holocausto, donde nosotros podemos recordar que fueron asesinados más de 20 millones de personas, 6 millones de judíos entre ellos, testigos de Jehová, izquierdistas, opositores, homosexuales, gitanos”.

Consiste en la exhibición de una placa con la forma de la Estrella de David, que contiene las huellas palmares de un sobreviviente del holocausto y su descendencia hasta la cuarta generación, como una evidencia de que el nazismo no pudo extinguir al pueblo hebreo. 

La placa va acompañada de una lámina que contiene un texto con una breve descripción de lo que sucedió en el Holocausto y un relato de la historia del sobreviviente.

“En argentina hay 25 placas de 25 sobrevivientes y sus familias, que se repartieron en diferentes provincias y pertenecen a sobrevivientes que escaparon a Buenos Aires”, contó Andrea Cardozo.

En el centro cultural Héctor Tizón se exhibieron durante la mañana tres de esas placas pertenecientes a las sobrevivientes Ceslada Eisen de Keselman, Stella de Feigin y Eugenia Rotsztejn de Unger y sus familiares hasta la cuarta generación.
 

Temas

Dejá tu comentario