Deportes | Gimnasia | Gimnasia de Jujuy | Lobo Jujeño

Gimnasia no merece tener una plaza en primera

El último sábado, el estadio 23 de Agosto volvió abrir sus puertas tras casi 600 días sin público y la respuesta fue paupérrima, las boleterías no sintieron el efecto, el nulo cupo de socios tuvo una tibia presencia y otra vez el escenario del B° Lujan volvió a mostrar sus gradas vacías. El sueño de un Gimnasia de  primera no se justifica por el  acompañamiento del jujeño y por las históricas diferencias de sus simpatizantes.

No hay vuelta que darle, la frase “nadie es profeta en su tierra” al Gimnasia de López y Córdoba le queda a la perfección, es que la vuelta del público en Jujuy no se sintió, el termómetro quedo de lado al ver otra vez las gradas casi vacías de un estadio que puede reunir cerca de 23 mil espectadores. No existió el famoso aforo del 50% y las caras de esa supuesta vuelta histórica fueron las mismas de siempre, aquel hincha- socio que estuvo, está y estará eternamente no solo por el momento, la categoría o por el rival de turno sino por el sentimiento que lo une con esta camiseta.

La victoria ante Brown de Madryn que fue ofrendada a esos que hicieron el esfuerzo, el gasto o los simplemente no miden su pasión se va esfumando y mientras pasa la euforia y ya con la cabeza fría los integrantes de la CD deben sentarse a analizar lo que dejó abrir el estadio nuevamente.

Los números sobre la mesa son muy duros: menos de 1700 socios activos y 1000 entradas vendidas en ventanilla el último sábado un dato que para nada puede asociarse a la historia de Gimnasia y Esgrima a la infraestructura del estadio más imponente de la región (que pertenezca a un club) o al presente deportivo del equipo de Sialle que por más análisis que se haga de sus planteos el lobo está a un punto del reducido y a 4 unidades de Güemes y Barracas ambos líderes del mayor torneo de ascenso del país. Tal vez la lógica en esta ocasión se deje de lado.

image.png

Ahora bien cual podría ser la razón de este fenómeno poco frecuente que hoy lo sufre Gimnasia; cuando en toda la Argentina se habla de una mayor capacidad de hinchada el jujeño se rehúsa a las gradas. Las magras campañas futbolísticas anteriores, erróneas campañas para captar socios, el fracaso deportivo de la última década donde solo existió el futbol y nada más que futbol, el peligroso coqueteo de dirigentes, representantes, entrenadores y barras que buscaron el bien propio por sobre el de la institución son las respuestas comunes de aquel hincha que hoy se ve lejano a la institución.

A esto se le puede sumar la absurda diferencia que manejan las facciones antagónicas que hoy van al estadio; Los de Siempre, Marginados Lobo Sur/Beto Cardozo, Marginados Lobo Sur/Vieja Almazana y La Banda de los Gordos son muchas agrupaciones separadas por tribunas o vallado policial que no pueden vincularse entre sí por el bien del club, no existe aquí “tiramos todos del mismo carro”.

La filosofía del hincha fue cambiando conforme pasan los años hoy a todo lo expuesto se antepone la situación económica de la provincia donde el presupuesto en casa busca estirarse para llegar a fin de mes antes que darse el gustito del estadio.

image.png

Dejá tu comentario