Deportes | Fútbol |

Penales por plata para llegar a fin de mes: la otra cara del fútbol

Con pateadores exquisitos, arqueros valientes y muchos apostadores. Uno de los organizadores explica la importancia de estos torneos para la gente de los barrios más marginados para llevar un plato de comida a sus casas. El ganador se puede llegar a llevar hasta 700 mil pesos en una noche.

  • Un fenómeno que crece por amor al fútbol y con la cabeza puesta en llegar a fin de mes.
  • Te podés llevar 700 mil pesos por noche.
  • Estos torneos despertaron el interés de la gente de la zona y de varios lados.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/i/status/1797725820582252662&partner=&hide_thread=false

Esto ocurre en los potreros, en el mismo lugar donde se forjaron muchos que hoy brillan y son ricos y famosos hay un inframundo. Son los torneos de penales por plata. Se trata de una práctica extendida a lo largo de la Argentina que se multiplica en el Gran Buenos Aires y que desde hace poco tiempo se replica con fuerza en la Ciudad.

La porteña Ciudad Oculta se convirtió en el lugar donde cientos de jugadores van en busca de la gloria. Y la gloria acá no es simplemente levantar una copa. La gloria es ganar -ya sea pateando, atajando y también apostando- para llevar un mango extra a sus casas.

image.png
foto: redes

foto: redes

De acuerdo con los reglamentos que nunca se escribirán de los torneos de penales, son casi siempre dos las personas que se encargan de organizar. Ellos se quedan con un 30 por ciento de lo recaudado mientras que el premio es el 70 restante. "A veces te podés llevar unos 700 mil pesos". Hay un cita programada para todos los viernes y en Ciudad Oculta se hace una vez al mes.

El formato es bastante fácil: todos contra todos, las parejas van quedando eliminadas, se pueden inscribir solos o en parejas, son tres series de tres penales y en caso de haber empate se elige al ganador lanzando una moneda.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/la61389/status/1796830973205893551&partner=&hide_thread=false

Duración y reglas de los torneos

“Si tenes un solo arco te lleva más tiempo, capaz hay lugares que cuentan con dos o tres y va mucho más rápido. El torneo arranca a las 21 y termina a las 6 de la mañana”, cuentan y agregan, "cualquiera puede ir a verlos y que de hecho se suelen acercar personas de muchas zonas para presenciar los campeonatos".

La edad de los que participan está arriba de los 14 años, los jóvenes a esa edad ya empiezan a practicar el arte de saber patear o atajar un penal y también puede significar un sustento económico. En algún momento quisieron empezar a hacer torneos femeninos, pero como la concurrencia era baja decidieron cancelarlo.

En el profesionalismo las nuevas reglas dicen que el arquero debe mantener un pie en la línea a la hora de atajar y que el pateador no puede amagar. Sin embargo en los torneos esto no es así, se le permite al arquero dar un paso hacia adelante. “El pateador puede amagar, dependiendo el amago, y nosotros como veedores chequeamos si está correcto o no”, destaca uno de los organizadores.

image.png
foto: redes

foto: redes

Cuanta gente asiste a estos campeonatos

Estos torneos despiertan el interés de la gente no solo de la zona, sino de varios lados. Dependiendo del torneo es muy posible que vaya mucha gente. “Yo he hecho acá en mi barrio y he metido en una cancha de cinco unas 1.200 personas que estaban dentro de la cancha y arriba de los techos”, manifiesta uno de los pioneros.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/i/status/1514235657257992206&partner=&hide_thread=false

Es un lugar donde también han participado jugadores que asoman en Primera o algunos otros que ya estaban consagrados. Jerez cuenta que tuvo una "cierta rivalidad" con Ortigoza cuando el mediocampista estaba en Argentinos Juniors y se hacía un tiempo, bajo estricto secreto, para participar.

image.png
foto: redes

foto: redes

Ortigoza en su plenitud en Argentinos Juniors venía con Leandro Fleitas a jugar en José C. Paz y nos sacábamos chispas. Después iba al barrio de él, que era el Ferrocarril de Merlo, ponían cuatro arcos y siempre llegábamos a las finales los dos Ortigoza en su plenitud en Argentinos Juniors venía con Leandro Fleitas a jugar en José C. Paz y nos sacábamos chispas. Después iba al barrio de él, que era el Ferrocarril de Merlo, ponían cuatro arcos y siempre llegábamos a las finales los dos

image.png
foto: redes

foto: redes

image.png
foto: redes

foto: redes

FUENTE: CLARÍN

Temas

Dejá tu comentario