Jujuy | edificio propio | Cochinoca | secundario

Frío polar o frialdad ministerial: Alumnos de Cochinoca estudian en condiciones extremas

El secundario Nº 22 no tiene edificio propio, calefacción ni conectividad. Solo posee el enorme compromiso docente por educar y la voluntad colectiva de 57 alumnos por aprender sin importar que cada mañana el frío se apodere de las improvisadas aulas.

  • Esta semana las temperaturas registradas en la Puna fueron en extremo frías.
  • Desde el secundario Nº 22 de Cochinoca solicitan ayuda a la comunidad para poder seguir adelante con las clases.
  • La virtualidad no es la mejor opción porque carecen casi totalmente de conectividad.
  • Hace 12 años que solicitan a las distintas autoridades del Ministerio de Educación un edificio propio. Los docentes pagan los servicios.

El frío polar que azotó la Puna durante la semana (-22 °C) fue padecido por toda la comunidad de Abra Pampa que vio desde charcos callejeros congelados hasta cañerías, teniendo que tomar medidas preventivas para conservar agua potable; también para resguardar su salud.

Condiciones sumamente adversas para el dictado de clases, aún más para los alumnos del Secundario Nº 22 de Cochinoca, donde las “destartaladas” instalaciones prestadas deben contener la notable matrícula de 57 alumnos.

Sin título.jpg

Así como la mampostería se cae de las percudidas paredes, las contradicciones de un Ministerio de Educación “anémico de empatía” también se caen por peso propio.

Según relata el director Jesús Ramos, acumulan 12 años de presentaciones, notas y reclamos sin recibir respuesta alguna de las antiguas/actuales autoridades de gobierno para obtener un edificio propio.

“He recorrido todos los pasillos del Ministerio, he hablado con los todos directores de Infraestructura, todo está documentado. Hace un mes fue adjudicada la obra a Garín Construcciones, vinieron hace quince días hicieron reconocimiento del terreno y no volvieron más. Así que pasaremos otro invierno sin edificio propio”, describió Ramos.

image.png

Nuestros jóvenes necesitan las mismas posibilidades que cualquier chico de la provincia para educarse Nuestros jóvenes necesitan las mismas posibilidades que cualquier chico de la provincia para educarse

Todo el colegio funciona entre habitaciones y salones prestados por el Centro Vecinal, en las antípodas de grandilocuentes obras recientemente inauguradas como el lujoso Complejo Ministerial de barrio Malvinas.

¿Qué sucedió con los U$S 67 millones del crédito educativo para construcción y refacción de escuelas? ¿Acaso el reparto de los fondos prestados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) tendrán un reparto discrecional?

image.png

Mientras tanto Ramos y el staff docente deben seguir financiando desde su bolsillo la educación pública en la zona, pagando por ejemplo boletas de luz que la autoridad ministerial omite alegando “no ser edificios propios”.

Tenemos el plantel docente y comedor, pero no las condiciones para trabajar Tenemos el plantel docente y comedor, pero no las condiciones para trabajar

Lamentablemente la virtualidad en Cochinoca no es una alternativa realista, aún si los alumnos tuvieran los artefactos electrónicos para estudiar, no existe conexión a internet posible. “Alcanza para tres celulares”, describe el director.

De hecho durante la pandemia 2020, fueron los profesores, directivos y preceptores quienes se encargaron de preparar cartillas para llevarlas puerta por puerta viajando en auto particular, costeando combustible y material impreso.

Paredes deterioradas, techos de chapa, colchones delgados (tras quince años consecutivos de uso), iluminación precaria con los cables a la vista, en el refugio que acobija a alumnos de localidades lejanas, cuyo viaje de retorno a casa es imposible durante invierno.

image.png

Todas las mañanas la temperatura llega a -12°C aproximadamente. Agradezco a la directora de Polimodal que nos prestó la salamandra para poder soportar el frío en las aulas. La voluntad de los profesores y los alumnos está puesta, la asistencia de los chicos es casi perfecta”, manifestó Ramos.

A través de las redes sociales organizaciones sociales, sindicales e incluso ciudadanos particulares se movilizaron para conseguir ropa de abrigo y alimentos no perecederos. El elemento que requieren con mayor urgencia, para poder habilitar el albergue de los varones (actualmente van a casas particulares) son salamandras para calefaccionar el helado ambiente.

Embed

Quien desee colaborar puede ponerse en contacto con el director Jesús Ramos, quien se ha ofrecido a realizar el traslado sin importar la distancia del recorrido. Vale aclarar, recién después de las 17 horas, cuando se ubique específicamente para tener señal, puede recibir las llamada. Antes de esa hora solo por WhattsApp: Dir. Jesús Ramos 388 155128084.

Dejá tu comentario