Deportes | Deportes | Mundo | futbol de luto

Tragedia en Indonesia: asciende a 174 el número de fallecidos

Tras el clásico entre Arema y Persebaya, hinchas del local ingresaron a la cancha y se enfrentaron con la policía. Hubo represión y la violencia fue incontenible.

  • El mundo todavía permanece conmocionado.
  • La violencia estalló cuando cerca de 3.000 hinchas del Arema FC ingresaron a la cancha a las corridas.
  • El número de fallecidos aumentó a 174.

El mundo todavía permanece conmocionado luego de la tremenda tragedia ocurrida en el fútbol de Indonesia. La violencia estalló cuando cerca de 3.000 hinchas del Arema FC ingresaron a la cancha a las corridas tras la derrota 3 a 2 en el clásico ante el Persebaya Surayaba, en el estadio Kanjuruhan, con capacidad para 45.000 personas. La policía reprimió y, según confirmó en las últimas horas Emil Dardak, vicegobernador de la provincia de Java Oriental, el número de fallecidos aumentó a 174.

Además, docenas de heridos permanecen internados en distintos hospitales de la ciudad de Malang, con diferentes estados de gravedad. Inicialmente, las autoridades indonesias habían anunciado 129 muertos, pero el número fue creciendo con el paso de las horas.

Según explicó el jefe de policía de Java Oriental, Nico Afinta, la mayor parte de las muertes se produjo a raíz de la estampida de los hinchas y muchos fallecieron asfixiados mientras intentaban abandonar el estadio.

"Se volvió anárquico. (Los hinchas) comenzaron a atacar a los oficiales, dañaron los autos”, dijo Afinta en conferencia, y agregó que la aglomeración ocurrió cuando los asistentes del partido intentaban salir por una de las puertas del estadio. Lo sucedido en Indonesia ya se considera una de las peores tragedias de la historia reciente del fútbol mundial.

Instantes después de lo ocurrido, Afinta precisó que 34 personas murieron dentro del estadio y el resto en camino a los hospitales o ya dentro de ellos. En la misma línea, el sitio Intred explicó que las víctimas fueron trasladadas a dos hospitales. Allí hubo 110 fallecidos. Pero después el Jefe de la Oficina de Salud del Distrito de Malang, Wiyanto Wijoyo, confirmó que había más fallecidos, dos de ellos policías.

Muchos de los hinchas intentaron atacar a los jugadores rivales. La policía reprimió y así explotó la violencia. "No solo invadieron el campo, también dañaron autos policiales e incendiaron objetos en el estadio. Lo sucedido llevó a las fuerzas de seguridad a repeler, incluso utilizando gases lacrimógenos", explicó el sitio Detik.

Se informó que hubo 13 vehículos destrozados, diez de ellos pertenecientes a la policía. Los enfrentamientos continuaron afuera del estadio.

La palabra del presidente de Indonesia

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, expresó "sus más sentidas condolencias" y anunció que ha determinado "una evaluación exhaustiva de la ejecución de los partidos de fútbol" y de "los procedimientos de seguridad para su celebración", así como una investigación para "averiguar a fondo" los sucesos en Malang.

Por su parte, el ministro de Deportes, Zainudin Amali, afirmó en declaraciones a la agencia Kompas que va reevaluar la seguridad en los partidos de fútbol y no descarta la posibilidad de no permitir espectadores en los estadios. En la misma línea, el Ministro de Seguridad del país, Mahfud MD, aseguró que el Gobierno "hizo y seguirá haciendo mejoras" en la implementación de los partidos de fútbol.

Además, Mahfud reveló que el estadio habría superado su capacidad de público, ya que se habrían vendido unas 4.000 entradas más allá de su aforo.

Por otro lado, el uso de gases lacrimógenos por la Policía fue criticado por entidades internacionales, como Amnistía Internacional, que pidió a las autoridades indonesias realizar una investigación "rápida, exhaustiva e independiente" y recordó que las normas de seguridad de los estadios de la FIFA prohíben el transporte o el uso de los llamados "gas de control de multitudes".

Por la tragedia, la Liga indonesia de fútbol fue suspendida y múltiples ligas de todo el mundo realizan minutos de silencio por los fallecidos. Además, ya se informó que el Arema no volverá a jugar con público en lo que resta del campeonato.

La cuenta de Twitter de Persebaya escribió: "La gran familia de Persebaya expresa su más sentido pésame por la pérdida de vidas tras el partido Arema FC vs. Persebaya. Ninguna vida vale fútbol Alfatihah por las víctimas. Y que la familia dejada atrás tenga fortaleza".

El técnico del Arema es el chileno Javier Roca, que hizo toda su carrera en Indonesia. El arquero de su equipo es un brasileño, Maringa, con pasado en Londrina. En el Persebaya jugaron dos brasileños, Higor Vidal y Silvio. No hubo argentinos en la cancha.

Comunicado de la Federación

La Federación de Fútbol (PSSI) emitió un comunicado en el que el presidente de la organización, Mochamad Iriawan, expresa sus condolencias. "PSSI lamenta las acciones de los seguidores de Arema en el estadio Kanjuruhan. Lo lamentamos y nos disculpamos con las familias de las víctimas y todas las partes por el incidente. Por eso, PSSI formó inmediatamente un equipo de investigación y partió de inmediato hacia Malang".

FUENTE: OLÉ

Dejá tu comentario