Deco | Deco

¿Sabes cuál es el opuesto del minimalismo?

Te contamos sobre el estilo opuesto al minimalismo, una tendencia muy utilizada en la decoración durante los últimos años. ¿Te atreves a probar con una estética totalmente distinta que te hará sentir libre y creativa a la hora de redecorar tu hogar u oficina?

Una de las tendencias más conocidas hoy en día es el minimalismo. Se trata de un estilo que opta por  líneas simples y colores neutros. Utiliza solamente los elementos imprescindibles para decorar un espacio en concreto.

En suma, evita los excesos de todo tipo, puesto que busca acercarse a la pureza de las cosas. Debido a ello, el opuesto del minimalismo se puede deducir fácilmente.

El kitsch, desde el punto de vista decorativo, da rienda suelta a la libertad. Razón por la cual hay un claro predominio de las formas, las figuras, las texturas, los colores y, en general, la exageración. De hecho, no teme rescatar elementos del arte barroco e incorporarlos, de manera desordenada, a un estilo que reúna rasgos de distintas épocas del siglo XX.

A diferencia del minimalismo, el kitsch busca decorar con la siguiente máxima: ‘Mientras más recargamiento mejor’. Busca llegar a su expresión más libre a través de la acumulación y la poca o nula planificación.

Asimismo, se busca con esta tendencia que los espacios sean lo más interesantes posible. A continuación, te presentamos los principales rasgos de esta tendencia tan opuesta al minimalismo.

Fuente: Mejorconsalud.

 

 

Temas

Dejá tu comentario