Travesía Cultural | Celebración

150 años de historia del Colegio Nacional Nº 1

“…¡Adelante estudiantes!

hacia un noble y triunfal porvenir,

por la Patria, por Jujuy,

lucharemos con fe juvenil…”

 

El próximo 9 de julio nuestro Colegio Nacional Nº 1 Teodoro Sánchez de Bustamante cumple 150 años de vida. En 1869 fue inaugurado con el nombre de CASA NACIONAL DE ESTUDIOS y en estos días festejamos su larga y cálida trayectoria con el espíritu de la fecha de la Independencia de nuestra patria.

¡Cuántos nombres de espíritus magníficos pasaron por su casa, cuántos recuerdos, cuántos sucesos primarios y honrosos de hombres y mujeres de Jujuy nos reúne en el recuerdo y con la presencia!

Quierto recordarme en él. Mis primeros pasos en el Colegio Centenario transcurrieron cuando era estudiante de Letras. Allí reemplacé a profesores de Literatura en los cursos de quinto año. De esos momentos evoco significativos recuerdos que tienen que ver con mi relación con los jóvenes alumnos, con mi primer discurso. Ya siendo Rectora, cuando tuvimos que despedir al ceibo señero que guardaba entre sus ramas el espíritu de la comunidad toda, y que moría poco a poco y tuvimos que reemplazarlo por un retoño. Así lo hicimos en emocionada celebración. Y así también pudimos ver en una celeste mañana los primeros gallitos rojos del nuevo árbol.

Con orgullo puedo decir que fui la primera Rectora Mujer del Nacional por Concurso de Antecedentes y Oposición y en esos años le brindé mi amor, esfuerzo y trabajo apasionado, como lo hicieron los que pasaron por su casa.

Estos festejos de  su cumpleaños que han comenzado en junio, culminarán el 9 de julio con un encuentro que seguramente nos llegará a todos los que nos sentimos parte de él. Homenaje a Teodoro Sánchez de Bustamante en el atrio dela iglesia Catedral por sus ex directivos, abrazo simbólico al establecimiento, acto protocolar, palabras de los actuales directivos, chocolate para todos.

Más tarde, en la punta del parque San Martín, en sus terrenos plantación de árboles, finalmente un locro fraternal. Pero lo más importante, las convocatorias realizadas culminaron con el canto del  HIMNO AL COLEGIO, momento mágico, cuya letra perteneció al profesor, odontólogo y escritor Tito Maggi, y la música al profesor Laureano Rodríguez. Esto y mucho más.

 

 

Himno al Colegio Nacional “Teodoro Sánchez de Bustamante”

Letra de Tito U. Maggi. Música de Laureano Rodríguez.

 

En el valle de tierras feraces

que amorosos dos ríos abrazan

a la sombra paterna del Chañi

el colegio su templo levanta.

 

Desde la alta Quebrada y la Puna

desde el cálido y rico vergel

a este templo de ciencia fecunda

nos convoca el afán de saber.

 

Coro:

¡Adelante estudiantes!

hacia un noble y triunfal porvenir,

por la Patria, por Jujuy,

lucharemos con fe juvenil.

 

¡Adelante estudiantes!

frente alta, sereno el mirar,

avancemos, sin cesar

paladines de un puro ideal.

 

El vibrar de broncínea campana

nos impulsa a la diaria labor

de forjar en el yunque del aula

alma sana, viril corazón.

Aunque el tiempo al pasar nos aleje

del Colegio, del suelo natal,

hacia él en el pecho por siempre

nuestro amor encendido estará.

 

Coro:

¡Adelante estudiantes!

hacia un noble …

Sí, Adelante, todos, honor al Colegio que supo cobijarnos entre sus paredes. Participemos egresados, profesores, padres y todos aquellos que deseen honrar al Centenario Nacional.

“…¡Adelante estudiantes!

frente alta, sereno el mirar,

avancemos, sin cesar

paladines de un puro ideal…”

 

 

Susana Quiroga  

 

 

Vuelta al Nacional

 

Dicen que al colegio siempre se vuelve. Hace años atravesé la reja que cada mañana cruzaba como estudiante, para aprender.

Hace tres meses, quiso la vida que vuelva al Cole. Cuando entré miraba para todos lados como cuando ingresé por primera vez al colegio en primer año. Vinieron a mí cabeza tantos recuerdos, el ceibo que vi plantar, creció y hoy cobija a los nuevos alumnos, sus aulas renovadas aún conservan ese ambiente de risas, llantos, alegrías y retos mezclados con el polvillo de la tiza y una sonrisa interna, y una voz que me decía: "Ahí me sentaba yo".

Caminando miraba caras nuevas que me saludaban como si me conocieran de siempre. También mis ex profes, que con una sonrisa cómplice de amistad, como la de los amigos que hace tiempo no ves y hoy te abrazan diciéndote ¡Bienvenido!.

Pasaron los días, volví al secundario, pero con los profes como compañeros, sin exámenes pero enseñándome lo que no me enseñaron en el secundario: preceptores que ya no me persiguen por no haber entrado al aula, sino para contarnos nuestro día. El rector, que siendo la gran autoridad, hoy me dice: "sentate, servirte un café", y con gran cariño me escucha, aconseja y juntos recordamos lo vivido en el pasado y pienso cuánto tiempo pasó y ahí estamos.

Los chicos me miran y pensarán, ¿quién es  este viejo?. Se ríen cuando les cuento que en mis tiempos no teníamos un lugar grande donde encontrarnos, más allá del patio. Otros me observan como una autoridad, a ellos les digo que yo soy uno más y que disfruten esta hermosa etapa de la vida que no vuelve. Hoy pongo en práctica los conocimientos que me dieron en mi vida adulta, que me ayudaron a ser lo que hoy soy.

Mi paso por el Cole es transitorio, volví a aprender sobre la vida, la amistad, quien merece tu confianza y quién te valora.

Los años pasaron, todos somos diferentes, no es la familia que dejé tiempo atrás, sin embargo cada mañana mi corazón palpita con pasión al cruzar la reja y siento dentro una voz que dice:

"Fuiste, sos y serás parte del Colegio Nacional"

 

 

 

4 Julio del 2019

Luis Enrique Zurueta Pémberton

Dejá tu comentario