Jujuy | brasil | Jujuy | plasma

Eduardo es el primer jujeño que donó plasma

Pasó por la enfermedad en forma totalmente asintomática.

  • Trabajaba en Brasil hace un par de años para una multinacional como Ingeniero en Petróleos.
  • Al quedar cesanteado, se volvió junto a su esposa y su hijo el 10 de junio.
  • Desde Antena 2 98.1 conocimos a este joven jujeño que no dudó en donar plasma.

Esta es la historia de Eduardo, un joven profesional jujeño, recibido como Ingeniero en Petróleo en la Universidad Nacional de Cuyo, su compañera de vida, arquitecta de profesión y su hijo, quien a su corta edad ya tuvo que pasar por varios idiomas en su educación.

Hace casi dos años por motivos de trabajo emigraron desde Buenos Aires a Brasil para desarrollarse profesionalmente, sin imaginar que en 2020 estarían nuevamente en Jujuy y en otras condiciones.

Llegaron a Buenos Aires en uno de los pocos vuelos comerciales que encontraron a Ezeiza y allí, tomando todos los recaudos alquilaron una camioneta para llegar a nuestra provincia. Cumplieron la cuarentena estricta en un hotel de la ciudad y al 4º día por pedido de Eduardo, se hicieron el hisopado, dándole a él, el tan inesperado POSITIVO.

image.png

Totalmente asintomático, sin sentir ni un malestar pasó los siguientes 10 días en el Hospital San Roque donde 3 veces al día chequeaban su estado de salud, mientras su familia seguía cumpliendo la cuarentena en el hotel.

No sé dónde me contagié, en Brasil teníamos todos los recaudos. Por motus propio porque la gente en Rio de Janeiro no se cuida casi de nada, decidimos hacernos el test para estar seguros. Nunca tuve ni un síntoma, ni picazón de garganta, ni fiebre, nada. No sé dónde me contagié, en Brasil teníamos todos los recaudos. Por motus propio porque la gente en Rio de Janeiro no se cuida casi de nada, decidimos hacernos el test para estar seguros. Nunca tuve ni un síntoma, ni picazón de garganta, ni fiebre, nada.

Entraron a la provincia el 10 de junio, cuando solamente teníamos en Jujuy 8 casos positivos.

Quizás por haberse acostumbrado a otro contexto de vida, sintió que "en Jujuy se tomaron los primeros casos con una paranoia innecesaria, lo tomaban como si fuera algo radioactivo, no acercarse a menos de 100 metros y esas cuestiones que fueron bastante incómodas al principio pero siempre tuve el mejor trato con el personal del San Roque, siempre con sumo respeto y profesionalismo."

A partir de ahora será Eduardo (accedió a contarnos su historia solo si permanecía en el anonimato) el primer jujeño en donar plasma.

image.png

image.png

Sabe de donaciones, cada 4 meses dona sangre, en ocasiones plaquetas y también médula ósea. Entonces al hacerle la pregunta ¿por qué decidiste ser donante? Fue para él algo natural tomar la decisión de donar, de poder ayudar a alguien que estuviera pasando por un cuadro un poco más grave que el suyo.

Así que después de 14 días de dado el alta se presentó como postulante y en dos horas le informaron que su plasma servía para donar.

"No sé para quién va el plasma,pero a algunos espero que ayude. Mi ánimo fue siempre el mismo, mi familia está bien, así que esto es un plus."

"La verdad no sabía que no había donantes en la provincia y me pareció raro, así que aprovecho para invitar a los recuperados a pensarlo, no cuesta nada, no hay que hacer trámites, el profesional de la salud se encarga de todo."

La vida en la calle después de pasar por la enfermedad es seguir las recomendaciones, el alcohol en gel, el barbijo.

"Me cuesta mucho el circular por la derecha pero me voy a acostumbrar y reitero: No le tengamos miedo a la enfermedad, tomemos todos los recaudos y pensemos en el otro. Si yo me cuido estoy cuidando a los demás. Tener una actitud responsable."

Como familia tenían varias opciones, volver a Buenos Aires donde trabajaban antes de mudarse a Brasil, quedarse en Mendoza donde vivieron algunos años e hicieron un hogar o elegir Jujuy, la provincia que los vió irse hace algunos años atrás. Las raíces por ahora fueron más fuertes, Jujuy está abriendo el horizonte a nuevos proyectos y albergando a alguien que se vino de Brasil, el cuarto integrante de la familia: ROCCO.

image.png

Dejá tu comentario