Jujuy | Bancos | Gobierno | Jubilaciones

Tambalea la cuarentena: el hambre y la necesidad ganaron la calle

En medio de la pandemia de coronavirus, el Banco Central autorizó que abrieran sus puertas las entidades para que los usuarios reciban el pago de jubilaciones, pensiones y planes sociales (de aquellos que no tienen tarjeta de débito). A pesar del aislamiento decretado por el gobierno, y extendido hasta el 12 de abril, hay filas de cuadras donde casi no se respeta la distancia entre personas recomendada.

  • Largas filas en los bancos para cobrar jubilaciones y AUH.
  • El operativo policial que montó el Comité de Emergencias se encuentra desbordado.
  • Desde la madrugada se observa mucha gente agolpada en las principales entidades bancarias del centro y alrededores.
  • Desde el gobierno aseguran que habían anticipado ese desborde de gente y que esperan que ocurra lo mismo el lunes y martes.

El panorama es impresionante: decenas de hombres y mujeres de diversas edades se agolparon en las entidades financieras para percibir el pago, pero la falta de organización mostró la peor cara en medio de una pandemia mundial. Ancianos desamparados, cansados, preocupados y hasta enojados son la consecuencia directa de una decisión tomada sin la debida planificación.

Las fuerzas de seguridad que deben bregar por el cumplimiento de la cuarentena se ven superados por esta predecible situación ¿es necesario más rigurosidad en los controles?

Desde el Ministerio de Seguridad remarcan que la situación estaba contemplada, sin embargo las grandes concentraciones de personas, que encima en este caso constituyen la población más vulnerable, hacen peligrar todo el esfuerzo realizado en las últimas dos semanas para evitar la propagación del virus.

La urgencia económica prima y un gran número de ciudadanos no encuentran otra alternativa que la de exponerse a un posible contagio del Covid-19. Una triste postal de los tiempos que transcurren y de la precaria organización prevista para este tipo de circustancias.

El Banco Central de la República Argentina autorizó la apertura de las distintas entidades bancarias pero no contempló la multitudinaria demanda de aquellas personas que, por no contar con su tarjeta de débito para usar la red de cajeros automáticos, no podían de otra forma cobrar sus jubilaciones, pensiones o planes y programas sociales, como la Asignación Universal por Hijo.

Era de esperarse que, ante la necesidad, no hubiera contemplación alguna de las restricciones por la cuarentena pero ¿por qué se adoptó una medida lógica como segmentar la asistencia a los bancos?

Recién cerca del mediodía de este viernes el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, confirmó que los bancos abrirán el sábado y el domingo.

La falta de recaudos, tanto de parte de la bancaria como del gobierno, ante una situación más que previsible causa indignación en los sectores que han tenido que cerrar sus puertas bajo el riesgo de no volver a abrirlas.

Hoy el hambre y la necesidad le ganaron a la cuarentena.

Dejá tu comentario