Cultura |

143 años de Horacio Quiroga, uno de los mayores cuentistas latinoamericanos

Un 31 de diciembre de 1878, nació el escritor, dramaturgo, periodista y autor del célebre Cuentos de amor, de locura y de muerte, Horacio Quiroga. Considerado alguna vez como "el Edgar Allan Poe sudamericano".

HORACIO QUIROGA (1878-1937)

image.png

Horacio Quiroga fue un cuentista y poeta uruguayo que se radicó en Argentina. Fue el maestro del cuento latinoamericano, de prosa vívida, naturalista y modernista. Sus relatos a menudo retratan a la naturaleza bajo rasgos temibles y horrorosos, como enemiga del ser humano. Fue comparado con el estadounidense Edgar Allan Poe. La vida de Quiroga marcada por la tragedia, los accidentes y los suicidios, culminó por decisión propia, cuando bebió un caso de Cianuro en el Hospital de Clínicas de la ciudad de Buenos Aires a los 58 años de edad.

Sobre sus obras

Según algunos especialistas, como la investigadora y docente Soledad Quereilhac, "la lectura de sus cuentos no devuelve ninguna sensación de caducidad, sino de plena vigencia. Aunque sepamos que sus casi 250 cuentos fueron escritos o publicados en una época distante, entre 1904 y 1928, hay una vitalidad en ellos y una interpelación al lector actual que se renuevan década a década".

Y es que sus relatos más característicos, sostienen Tomás Fernández y Elena Tamaro en su breve texto biográfico sobre el autor, "dramatizan la pugna entre la razón y la voluntad humanas por una parte, y el azar o la naturaleza por otra; su fuerza se fundamenta, más que en un minucioso y detallado análisis psicológico, en el estudio de la conducta humana en condiciones extremas. En la última parte de su producción, sin embargo, sus cuentos experimentaron un giro considerable; en Los desterrados (1926), por ejemplo, las narraciones aparecen menos estructuradas y generalmente más próximas a los estudios de caracteres".

image.png

Y agregaron: "Quiroga destiló una notoria precisión de estilo que le permitió narrar magistralmente la violencia y el horror que se esconden detrás de la aparente apacibilidad de la naturaleza. Muchos de sus relatos tienen por escenario la selva de Misiones, en el norte argentino, lugar donde Quiroga residió largos años y del que extrajo situaciones y personajes para sus narraciones. Sus personajes suelen ser víctimas propiciatorias de la hostilidad de la naturaleza y la desmesura de un mundo bárbaro e irracional, que se manifiesta en inundaciones, lluvias torrenciales y la presencia de animales feroces".

El cuento "El almohadón de plumas", quizá uno de sus textos más conocidos, es apenas solo un ejemplo de lo que continúa provocando su literatura: sensaciones indescriptibles ancladas en aquella vacilación típica del género fantástico y de terror que no pierden vigencia y sigue sumando lectores.

image.png

Por todo eso y más, Horacio Quiroga aún permanece como un clásico de la literatura hispanoamericana, en la cual no dudó en experimentar con lo extraño y lo inquietante, y que, incluso hoy vuelve a ser noticia.

Dejá tu comentario