Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Acoso escolar

Uno de cada cuatro chicos le tiene miedo a un compañero de escuela

Las consecuencias del bullying son realmente graves para los chicos, advierte la directora del equipo ABA, especialistas que trabajan para erradicar la violencia escolar. Baja autoestima, ansiedad, problemas para socializar, son algunos de los resultados de este fenómeno.

Acoso hoy, trastornos mañana.  El bullying provoca lesiones físicas en el momento en el que un chico abusa de un compañero en inferioridad de condiciones, pero también mentales a futuro con las que el niño abusado deberá convivir.

El dato lo aporta el Equipo Antibullying Argentina, un grupo de profesionales que se especializan en la lucha contra este tipo de violencia.

La época en la que los chicos están expuestos a este fenómeno es desde los 9 a 15 años.   

Por definición, el bullying es una subcategoría de la violencia escolar. Si bien se trata de un fenómeno que se ha replicado por generaciones, nuestra época contiene condiciones que lo agravan y hacen que los casos no sólo aumenten si no que se magnifiquen. 

A fuerza de tragedias, el bullying ha tomado un nivel de exposición que le da una dimensión real a la peligrosidad que importa este fenómeno.

Según advierten los psicólogos del Equipo ABA, pese a la preocupación planteada en la sociedad, los casos han aumentado.  

Su directora, Lucrecia Morgan, advirtió en diálogo con Radio 2, que las consecuencias de esta situación son graves para los chicos y afectan a la salud mental de futuros adultos. 

El problema radica en que se trata de situaciones crónicas para el chico que lo padece. “No es algo ocasional si no reiterado en el tiempo. Por algún motivo la persona que se siente víctima está en inferioridad de condiciones”, explica Morgan. 

El rol de los espectadores es fundamental para que la dinámica si siga replicando. 

Los chicos que presencian las actitudes abusivas se convierten en un público que le da popularidad al abusador. Esto, según la especialista, aumenta la violencia. 

En definitiva, la situación desagradable termina convirtiéndose en un problema de salud mental. “Nos encontramos con chicos que tienen depresión, trastornos de ansiedad, evitación escolar, filiación suicida. Es un tema grave”, explica Morgan.

bullying2_8403.jpg

Factores de riesgo

  • Sin público no hay espectáculo. Los chicos que presencian reproducen la violencia. 
  • La tecnología magnifica. Prolonga la violencia que se padece en horario escolar. 
  • Sin fronteras. Ha atravesado los grupos sociales y se da en cualquier ámbito. 
  • La ley antibullying es un avance, pero sus resultados se verán con el tiempo. 
  • Violencia familiar e institucional. El riesgo está en el hogar, pero se replica en la escuela si hay impunidad. 
  • Las escuelas deben tener un protocolo y saber cómo actuar para detectar los casos. 
  • Las consecuencias son baja autoestima, inseguridad social, problemas para relacionarse, ansiedad ante situaciones. Indefensión aprehendida. 
  • La familia debe reforzar la comunicación como primera medida para proteger a los chicos. 
  • Los docentes hoy carecen de herramientas. No les gusta lo que ven, pero no saben qué hacer.

El equipo antibullying trabaja para comunicar y difundir herramientas para combatir el fenómeno nocivo. 

Cargando ...

Compartí tu opinión