Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Jujuy

El peronismo jujeño busca cerrar filas detrás de Carlos Haquim

El actual Vicegobernador fue la cara visible del peronismo que integró el Frente Cambia Jujuy, el espacio político que hoy gobierna la provincia. Dirigentes y congresales del PJ comienzan a delinear la estrategia para expulsar en forma definitiva a quienes condujeron a la derrota en las urnas.

Tras la debacle electoral, el PJ se encolumna detrás de Carlos Haquim, para comenzar con la reconstrucción del partido de Perón. La larga crisis que atravesó el Partido Justicialista de Jujuy, tuvo su colapso final en 2015.

El liderazgo sectario y autoritario ejercido por el trío que supieron conformar Eduardo Fellner, Guillermo Jenefes y Rubén Rivarola durante 10 años, terminó por vaciar el histórico movimiento de Juan Domingo Perón.

La agonía fue larga, debido a la resistencia de sus deslegitimados conductores, quienes con artilugios y artimañas lograron eludir las elecciones internas, censuraron la participación de los afiliados, y se autoprorrogaron como titulares del PJ sistemáticamente.

El empecinamiento provocó la derrota electoral en los últimos cuatro turnos electorales. Fellner, Jenefes y Rivarola perdieron las últimas cuatro elecciones en forma contundente. El PJ hoy es tierra arrasada.

Para resurgir de las cenizas y recuperar el movimiento, las bases, los peronistas que continuaron militando todos estos años a pesar de la marginación permanente, pretenden renacer y consagrar un nuevo liderazgo. Allí emerge la figura de Carlos Haquim.



El actual vicegobernador fue la cara visible del peronismo que integró el Frente Cambia Jujuy, el espacio político que hoy gobierna la provincia. En una suerte de operativo clamor, un centenar de dirigentes y congresales del justicialismo se reunieron en los predios de la UTA para realizar un brindis de fin de año y comenzar a delinear la estrategia para expulsar en forma definitiva a quienes condujeron a la derrota en las urnas.

El primer paso sería la convocatoria del congreso partidario, llamar a elecciones internas, y dar paso a una nueva conducción. Se dice que el peronismo perdona cualquier cosa, menos una derrota electoral. Fellner, Jenefes y Rivarola forman parte del penoso pasado. Consciente de ello, el peronismo de Jujuy comienza a encolumnarse bajo el liderazgo de Carlos Haquim.

Cargando ...