Espectáculos | Violencia | serie | Salud mental

A qué se debe el éxito de El juego del calamar, según un psicólogo

Muchos se preguntan en qué radica el éxito de la serie. Por ello, se consultó al psicólogo Mauricio Strugo sobre el impacto de la ficción en la sociedad.

  • El Juego del Calamar en muy poco tiempo logró convertirse en una de las series más vistas de la historia de la plataforma Netflix, alcanzando más de 142 millones de espectadores, y logrando que todo el mundo hablara de ella.

La ficción cuenta la historia de un grupo de personas que no tienen un buen pasar económico y participan en una competencia de juegos infantiles, pero en este caso con un alto grado de violencia. Quien supere todas las pruebas gana un premio millonario, pero quienes cometen equivocaciones o pierden el juego son asesinados.

image.png

Muchos se preguntan en qué radica el éxito de la serie. Por ello, se consultó al psicólogo Mauricio Strugo sobre el impacto de El juego del calamar en la sociedad. Además, el profesional brindó recomendaciones para saber cómo consumir contenido con alto grado de violencia, como es el caso de esta ficción.

“Esta serie resulta llamativa en distintas partes del planeta porque refleja la desigualdad social y la lucha por sobrevivir en un mundo donde hay muchas personas que se encuentran al margen del sistema por no poder acceder a cuestiones básicas y se terminan sometiendo desde la desesperación a situaciones macabras”, sostiene Strugo.

El profesional agrega que esta serie se ha convertido en un fenómeno porque “nos sentimos identificados con ella, porque en muchos aspectos se juegan cuestiones de supervivencia y decisiones vitales que nos hacen reflexionar sobre qué haría cada uno, más allá de la violencia explícita que también es parte de la serie”.

Antes de que la ficción estuviera disponible en la plataforma pasaron 10 años para que fuese aprobada. El psicólogo comparte que fue así porque, según dicen, “su contenido, polémico para muchos, resultaba demasiado violento en aquel entonces. En cambio, hoy, en un momento en el que todos estamos hipersensibles y muy irritados luego de una pandemia y de tanta incertidumbre, esta serie pasó a ser una de las series más vistas de Netflix de todos los tiempos”.

¿El éxito de la serie puede traer algún tipo de riesgo?

Strugo considera que es necesario entender el contenido de la serie y saber interpretar el mensaje de la misma. “Mientras entendamos que el contenido sirve para reflexionar, podemos entender que la violencia es necesaria en estos casos para generar un impacto”.

image.png

Además, el especialista sostiene que en El juego del calamar el hecho de morir o ser matado puede ser tomado como no ser parte, desaparecer, no ser visto, de una manera simbólica.

Nada debe ser tomado literalmente. Por ello, siempre se recomienda que este tipo de contenido sea consumido por personas que no tengan patologías psiquiátricas, o que no puedan discernir entre la realidad y la ficción.

El juego llegó a las escuelas

En las últimas semanas docentes y directivos de diversos establecimientos educativos han advertido a las familias sobre el gran impacto de la serie en sus hijos y su consecuente riesgo para la integridad física de los menores.

Según comunicaron los docentes, lo más preocupante es la imitación de conductas de los personajes por parte de los chicos en los recreos, los cuales tomando roles y dramatizan situaciones que observan en la serie.

Así como no se recomienda que aquellas personas con ciertas patologías consuman series o películas con alto contenido de violencia, se sugiere que tampoco se expongan los niños o adolescentes solos a este tipo de ficciones.

“No es recomendable que ellos consuman esta serie, para los adolescentes diría que si van a mirarla mejor que lo hagan a partir de los 15 o 16 años y en compañía de sus padres, de está manera además de poder diferenciar la realidad y la fantasía también podrán conversar con los adultos acerca de la serie”, comparte Strugo.

“Los profesionales, no solo hablo de la salud mental, sino también de los educadores, tienen que intervenir cuando las personas, en especial los niños, empiezan a jugar a estos juegos que se presentan en la serie con agresiones y corren peligro de lastimarse o consecuencias más graves”, aconseja el psicólogo.

El profesional agrega que los adultos responsables deben acompañar a los menores que acceden a estos contenidos, para que puedan entender que no son reales, que lo que ocurre allí son actuaciones y que no se naturalicen las escenas de violencia. “Los adultos deben estar más atentos al contenido al que acceden sus hijos”, concluye Strugo.

FUENTE: MDZ

Dejá tu comentario