Jujuy |

Sin avances en la "ruta interminable"

Comenzó a ejecutarse en 2012, el Fellnerismo la dejó inconclusa y el gobierno de Morales la reactivó en 2016 y aún no logra terminarla. En febrero de este año, el propio gobernador se comprometió a terminarla pero hoy sigue semi-abandonada.

  • Dos gobiernos pasaron y 8 años evidencian la falta de avance en una obra clave un presupuesto de 345 millones de pesos.
  • En 5 años 5 personas perdieron la vida en accidentes.
  • No se sabe por qué la empresa a la que se le adjudicó la obra no la terminó.
  • El gobierno se comprometió en febrero a terminarla pero a poco de que termine el primer mandato sigue siendo sólo un anuncio.

La conclusión de la obra de la Ruta Nº1 forma parte de la gran cantidad de anuncios incumplidos del gobierno de Morales.

La Dirección Nacional de Vialidad la encaró con un presupuesto de 345 millones de pesos, tenía un plazo de 24 meses, consistía en la construcción de una avenida de cuatro carriles de la Ruta Provincial N°1 (San Salvador de Jujuy- Palpalá) y comprendía una etapa única en su proceso de ejecución con tres modificaciones adicionales.

Se licitó en el 2011, comenzó a ejecutarse a finales del 2012 y principios del 2013, y debía concluirse en 2015. Se reactivó con la actual gestión en junio del 2016.

El tiempo pasó y no se notaron grandes avances en la obra. En medio de un fuerte abandono, las, fuertes lluvias dejaron al descubierto las falencias en la construcción, que en lugar de progresar se deterioraba.

Cuando el gobierno de Morales se hizo cargo, la obra ya estaba avanzada en un 50 % y en estos 4 años de gestión se avanzó aproximadamente otro 40%. Ese 10% restante es clave para evitar que la Ruta Nº 1 siga siendo una trampa mortal.

Hoy cruzar la ruta desde el barrio San Martín hasta el 12 de octubre donde se encuentran el Santuario y el colegio Fasta se ha convertido en una verdadera odisea. Incluso de día es un verdadero peligro para cientos de niños que deben pasar por allí debido a que no están los semáforos.

Para la instalación de las pasarelas no se priorizó las zonas de mayor tránsito de personas de a pie. Estaban contempladas 8 y hasta ahora se hicieron 6. Una baja a un corralón, otra a un complejo deportivo y una tercera a la vinculación de rutas. Otra baja al ingreso a papel Noa y la una más a una distribuidora de bebidas. Sólo una hoy resulta de verdadera utilidad.

De más está decir que en los últimos 5 años 5 personas perdieron la vida en algunos de los tantos accidentes que tuvieron lugar en esta zona.

Curiosamente las dos pasarelas que faltan son las más solicitadas por los vecinos, altura del santuario, colegio Fasta y escuela provincia de Catamarca y la otra en el ingreso a la ciudad.

A principios de este año el padre Barrera pedía ´por favor´ al gobierno que concluyan con los trabajos de la Ruta Provincial N°1. En febrero, durante un acto oficial, el gobernador Morales se dirigió directamente al padre para explicarle los motivos del parate de obra y admitió que acudirá a la justicia si no se retoman las tareas.

“Está en manos de Nación, se paró la Ruta N°1 porque la empresa que no quiero mencionar quería cobrar a precios históricos 8millones de certificados de obras que no íbamos a firmar porque no se constataban los trabajos que cobraban en esos trabajos”.

“Esos 8 millones hoy son 30 millones, hemos intimado a la empresa y a Vialidad Nacional para que trabajen, si el 1° de marzo no comienzan las tareas entramos nosotros; terminamos lo que hay que terminar y obviamente le voy a meter una demanda a ambos”.

“Así que padrecito Barrera usted que me agarra en las misas y me sacude, como tiene que ser, le digo para que informe en la próxima homilía”, insistió el mandatario provincial.

Pese a aquel compromiso, a poco de que concluya el 1º mandato de Morales, la Ruta Nº 1 sigue siendo solo una promesa.

Dejá tu comentario