Espectáculos |

Reseña de "El Color Púrpura": un musical que reivindica el cine de calidad y lleno de talento

"El Color Púrpura" ya está en los cines y es una obra de arte. Una historia que retrata el machismo y el racismo en una puesta de escena fascinante.

Recursos visuales, recursos cinematográficos y emoción pura. "El Color Púrpura" es una obra de arte en todos sus sentidos. Esta nueva versión, dirigida por el cineasta ghanés Blitz Bazawule con Steven Spielberg como productor ejecutivo se respetan los lineamientos generales establecidos por Alice Walker, la creadora original de esta historia, la cual ganó un premio Pullitzer de Ficción en 1983. Aunque, con una diferencia: es una adaptación tan contemporánea a la actualidad que sorprende, atrapa, emociona y es tan familiar como inclusiva para, de hecho, verla solo.

Embed - El Color Púrpura | Tráiler Oficial | Subtitulado

Con un arranque potente y un nivel de intensidad que sabe mantenerse durante 141 minutos, siempre sabe cómo colocar al espectador en la cresta de la ola. Y así es, justamente, cómo comienza: mostrando las condiciones deplorables de vida que tiene una joven siendo maltratada por su padre, sin su madre, pero con el único respaldo de su hermana. Asimismo, si hay algo con lo que cuenta este film es una premisa marcada por los mensajes antiesclavistas y feministas que caracterizan el desarrollo de la trama y con un ímpetu expresado gracias a su, también, excelente puesta en escena.

image.png

Aunque, para entender este tipo de descripción, hay que entender su historia. Para quiénes no conozcan "El Color Púrpura", su trama está enfocada en Celie, una joven que es maltratada por su padre e incluso violada por éste. Y, si bien no tiene a su madre, sí cuenta con la presencia de su hermana menor, Nettie, quien la ayuda, la acompaña y la cuida, cuando es vendida por su padre a Míster, para convertirse en su esposa y termina siendo una mujer sometida al deseo, al maltrato y a la denigración de las personas.

image.png

Esto claro, hasta que comienza a conocer a un grupo de mujeres que, bajo el lema "Hell, no", le enseñan a hacerse respetar y a quererse a sí misma, en especial cuando su hermana, Nettie, desaparece. Asimismo, bajo los duros mensajes antiesclavistas y feministas, esta historia se caracteriza por ser una clara proposición de amor propio y devoción con números musicales muy sexys y explosivos. Porque así es cómo se convierte en un juego fascinante de satisfacción entre el drama que interpela a cualquier persona empática como con la combinación de gospel y rhythm and blues que resuena con las increíbles voces de todos los miembros del elenco.

image.png

Más allá de las actuaciones, tan sublimes, con una fuerza hipnótica y hermosa, lo que hace de esta película una obra de arte es el excelente trabajo a nivel musical. Sus grandes interpretaciones, llenas de energía y poder, con un nivel de coreografías que te hace sonreír y querer bailar en todo momento, este metraje termina siendo atrapante en todos sus sentidos. La alegría que contagia, más allá de la tristeza que carga su historia, habla del perfecto trabajo que hay detrás de cámaras y, con sólo nombrar a Steven Spielberg como productor ejecutivo, la jugada de esta cinta es perfecta.

image.png

No obstante, para mi, uno de los destellos más importantes y valorados de "El Color Púrpura", es su manera de retratar el amor a la familia. Con una pura inocencia, pero también maldad, este largometraje reivindica no sólo la posición de la mujer, sino de los vínculos y cómo cada uno elige aparentar o entender lo que toca, pero siempre sabiendo respetarse a sí mismo, que es donde todo comienza. Además, la brillantez con la que se trata el origen de los pueblos afroamericanos, en especial en Estados Unidos, pocas veces lo he visto tan bien planteado y respetando cada detalle en el cine.

image.png

Porque este film no es solamente un musical estética y actoralmente perfecto, está llena de cultura, de etnias y de concientización que básicamente, en la sociedad actual, se ha visto afectada. Por otro lado, como bien adelanté en el título, "El Color Púrpura" supo reivindicar el cine de calidad con su producción, pero también con los talentos. Perfectamente respetando las clases y, a su vez, buscando actores aptos y dignos del papel que les ha tocado. Una clase magistral de cine con un guion tan profundo como explosivo, una película llena de magia musical que es ideal para reír, llorar y cantar.

FUENTE: Minuto Uno

Dejá tu comentario