BANNER SORTEO ESPECIAL WEB2
Jujuy | Reclamos | Gobierno |

Acusan a Morales de hacer de las multas una política de Estado: "Es siniestro y perverso"

La aplicación de sanciones como medida diciplinadora y la criminalización de la protesta es lo que objetan los referentes de distintos espacios. El gobierno de Morales y sus allegados, aseguran, puede realizar cortes de calles pero no así quienes deciden visibilizar el hambre en Jujuy. Ayer hubo una marcha en la que los manifestantes se negaron a recibir en mano la contravención, una muestra clara del hartazgo por la doble vara oficial.

  • La criminalización de la protesta en Jujuy vuelve a quedar en el blanco de las críticas.
  • La aplicación de contravenciones en reclamos legítimos provoca indignación.
  • Desde la Asamblea Trabajo y Dignidad (ATD) afirman que hay un sistema perverso detrás de esta política.

Culminando el año se intensifican los reclamos por falta de empleo, hambre y pobreza y, al mismo tiempo, el gobierno provincial refuerza la presencia policial en los escenarios de conflicto decidido a jugar la carta de la contravención en cualquier oportunidad que se presente.

Ayer se dio una situación particular, el movimiento ATD marchaba y a la altura del Puente Popeye se encontró con un fuerte operativo policial donde les labraron un acta contravencional.Los manifestantes no quisieron recibirla y los efectivos la tuvieron que dejar en el piso.

Una clara muestra del rechazo a la estrategia estatal y del clima de tensión que se vive en las calles jujeñas.

Consultado al respecto, Miguel Ramos, referente del movimiento, explicó: “La única respuesta que encuentra el gobierno ante los legítimos reclamos es la contravención o como en el caso nuestro el armado de una causa penal. Es algo siniestro y perverso. Han hecho de esto una política de Estado”.

"La única respuesta que encuentra el gobierno ante los legítimos reclamos es la contravención"

“Tenemos dos compañeras imputadas, Julia Ramos y Marisol Velásquez, hace 5 meses. El delito que cometieron fue animarse a presentarse en elecciones. El expediente es un mamarracho”, sostuvo.

En ese contexto, Ramos habló de “un sistema perverso armado para que así funcione”.

“No queremos planes sociales, no queremos bolsones, queremos trabajo genuino Hoy la canasta básica familiar para 4 personas es de 72 mil pesos y el gobierno pretende que la gente viva con 16 mil. ¿Quién llega a 72 mil pesos? Muy pocas personas”, concluyó.

Dejá tu comentario