Política | Jujuy | Presupuesto 2023 | Legisladores

Un simple garabato de números

El presupuesto recién se conoce y la primera impresión es que estamos frente a un dibujo que no refleja la realidad teniendo en cuenta el contexto que estamos atravesando.

Estamos saliendo de la pandemia ¿Aprendimos? La respuesta es contundente, NO.

Dejamos el rosario en la mesita de luz y ahora seguimos involucrados en el mismo desorden, en la misma desidia administrativa por eso pregunto cómo estamos parados frente a lo que fue la pandemia ¿Qué aprendimos?...

¿Usted se enteró sobre algún debate para reconfigurar el rol del estado pensando sobre el escenario pos pandemia? Yo no…

El mensaje de la pandemia pareciera que no ha sido tan fuerte pese a la muerte de tantos compatriotas, que más nos tiene que pasar para que empecemos a plantear las cosas con otra mirada, más comprometida y responsable.

Ni el populismo, ni los sectores liberales nos dejan nada positivo para el pos pandemia.

El presupuesto para el año 2023 hace pocas horas de dio a conocer, y solo vemos dibujos, números con cero sentido de humanidad.

Este presupuesto teniendo en cuenta la realidad debería presentar un costado más humano, más realista…

La prioridad la tiene el salario quiere decir que el resto sigue igual, que las carencias en salud siguen igual. Que las raciones miserables siguen igual en los comedores, la seguridad sigue igual sin elementos sin cobertura…

Nadie explica los criterios de cómo se van a administrar los 400 mil millones de pesos del presupuesto 2023 fundamental creo en materia de salud y pobreza.

La desgracia es que vamos a entrar en un año electoral y la voracidad política no tiene límites y van a desangrar el presupuesto para buscar objetivos ambiguos en términos electorales que solo le sirven a un señor.

Esperemos que la aprobación no sea un trámite exprés ya que quienes lo aprueban tienen resuelta su olla cotidiana y poco les importa el destino de miles de ciudadanos que están fuera del sistema.

400 mil millones de pesos no son suficientes para tener ordenaditos los hospitales con insumos. No es suficiente para normalizar la obra social de los jujeños.

No alcanza para poner un plato digno en la mesa de los chicos que tienen hambre. Esta es la responsabilidad del Estado, del Poder Ejecutivo y de los legisladores a la hora de levantar la mano para aprobar el presupuesto.

Y sino que Morales venga a la radio y que me explique su modelo de gestión moderna ya que hago esfuerzos titánicos en comprender que quiere decir pero no logro dar con en el clavo hasta el momento.

Dejá tu comentario