Jujuy | Jujuy | Gobierno | camioneros

Tensión con los camiones: ¿pueden faltar alimentos en Jujuy?

El gobierno confía en que no faltarán productos, aún con la estricta "barrera sanitaria" para evitar la circulación de COVID 19; dos ciudades quedaron aisladas.

  • Continúan los estrictos controles en Jujuy al transporte.
  • Se testea cada uno de los vehículos pesados que traen y llevan producción de otros sitios del país.
  • Esto generó demoras y malestar por el procedimiento en choferes y empresas.

Por el momento es poco probable que la provincia tenga problemas de abastecimiento, confían en el gobierno y los sectores vinculados a la producción de Jujuy, pese a que son conscientes de la molestia que genera el estricto procedimiento de control a los camiones que ingresan productos que todos los jujeños consumen.

Cada día en el principal acceso a la provincia, por la ruta 34 a la altura de la localidad de Pampa Blanca, en el límite con Salta, alrededor de 400 camiones que ingresaban normalmente a Jujuy, hoy son testeados con el examen rápido que detecta si los choferes tienen los anticuerpos que genera el organismo al contagiarse de COVID 19.

Este análisis, que no implica la existencia de la enfermedad en ese momento pero sí en algún periodo reciente, dura alrededor de 45 minutos, lo que provocó las filas de 15 kilómetros de camiones sobre la ruta que se vieron las últimas dos semanas, esperando por 17 horas en el peor de los casos.

Además, el procedimiento tiene un costo que los camioneros y empresas reniegan de pagar: los 1.500 pesos que el gobierno sostiene que cuesta cada test y que se van a seguir cobrando pese a las quejas, según lo que afirmó el gobernador de Jujuy.

Toda la situación ha generado advertencias por parte de empresarios y trabajadores del sector que dicen estar “llevándole alimentos a los jujeños” y que en respuesta al “maltrato” dejarían de enviar.

Esa advertencia tuvo su pico máximo con la amenaza de uno de los jefes del sindicato de camioneros, Pablo Moyano, quien bramó: “dejen de forrear a los compañeros”. Morales, consciente del poder de fuego de Moyano, pidió rápidamente disculpas, pero no modificó sustancialmente el mecanismo de control impuesto.

camionero coronavirus JM.jpg

Qué produce y qué compra Jujuy para alimentarse

Todo el contexto descripto generó la inquietud en buena parte de los ciudadanos respecto de la posibilidad de escases de algunos productos, a punto tal que la consulta llegó al gobernador Morales durante una emisión del COE TV, el programa que conduce. Allí Morales contestó que “estamos bien”, sin brindar mayores detalles.

Aunque el gobierno no publica datos precisos sobre el volumen de productos que Jujuy importa para consumir, ni encuentran en los registros de la Dirección de Estadísticas y Censos (DIPEC) ni en los sitios oficiales del Ministerio de Desarrollo Económico, JujuyAlMomento pudo reconstruir un panorama general respecto de la provisión de alimentos a la provincia.

La producción local se limita a algunas frutas, hortalizas y legumbres, que se consumen dentro de la provincia y también se vende hacia otros puntos del país.

Hasta 2018 – último dato oficial – la exportación de productos locales hacia otros destinos registró una caída de 2,2%.

Los 400 camiones diarios que llegan al límite con Salta y que totalizan unos 10 mil al mes, ingresan a Jujuy carnes, lácteos, arroz, aceite, harinas y hasta combustibles, sólo por mencionar los productos más familiarizados.

Solamente en carne, ingresan para consumo de los jujeños alrededor de 2.000 toneladas por mes.

Feria de alimentos JM.jpg

Uno de los más enojados en los días previos a la queja de Moyano era el empresario ganadero rafaelino Raúl Hullman, quien advertía con dejar de mandar sus productos a Jujuy.

Un reconocido productor local afirmaba que había evidencias de camioneros que optaban por “dar la vuelta” y llevar su producción hacia otros destinos por el extremo oriental de Salta, en el otro límite con Bolivia.

“Si esto sigue así se van a llevar la mercadería”, manifestaba, pidiendo reserva.

Rubén Cardozo, presidente del centro de camioneros de Güemes, afirmaba que “Jujuy está próximo a desabastecerse porque no se sabe quién va a asumir este costo” y agregaba que “no se entiende la alevosía con que se nos está tratando”.

“Está en riesgo el transporte en muchas provincias por tantas medidas, va a ser difícil seguir llegando a las provincias”, dijo María Eugenia Poccia, vicepresidenta del Centro de Transferencias de Carga de Buenos Aires, al programa “Hablemos de logística”, reconociendo que “Buenos Aires es donde está el foco y a la vez un centro neurálgico, de dónde salen todas mercaderías”.

camiones jujuy.jpg

A pesar de todas estas advertencias, extraoficialmente en el gobierno dejan trascender que el abastecimiento está garantizado.

“Esto a lo sumo traerá algunos inconvenientes a los sectores productivos, pero los alimentos frescos están resueltos y en el caso de los secos, que llegan a los supermercados, está manejado por la política así que tampoco creo que haya problemas allí”, indicó un integrante del gobierno provincial.

El abastecimiento de los supermercados tiene el sello de dos hombres fuertes de la política local, el diputado peronista Rubén Rivarola y el supermercadista Pedro Segura, recientemente nombrado en el directorio de la empresa estatal JEMSE. Ambos son cercanos al poder desde hace dos décadas y hoy se encuentran alineados con el gobernador Gerardo Morales.

“Es todo político, se va a resolver ahí”, indicó un ex integrante del gobierno que también pidió reserva.

Además de los comestibles mencionados, los 400 camiones diarios que llegan a Jujuy transportan insumos para los ingenios, papeleras, y productos de limpieza.

Por el momento, el gobierno confía en que nada de eso faltará en Jujuy.

coe tapa.jpg

Dejá tu comentario