Jujuy | Jujuy | Diputados | Alejandro Vilca (FIT)

"Ganó Scioli" versión Jujuy: el furcio de tres legisladores radicales

Alberto Bernis, Gabriela Burgos y Silvia Giacoppo anticiparon, antes de que se conocieran los resultados oficiales, que el oficialismo se quedaría con dos de las tres bancas de diputados nacionales por Jujuy que estaban en juego el 14 de noviembre. La izquierda y el PJ los calificaron de irresponsables.

“Con el 61% de los votos, según nuestros fiscales, nos estamos llevando dos bancas y es una tendencia irreversible”, afirmó en tono de celebración, el presidente de bloque de diputados provinciales del Frente Cambia Jujuy, Alberto Bernis. Suscribió y reiteró sus palabras la diputada nacional saliente Gabriela Burgos, quien seguirá siendo legisladora pero en la provincia desde el 10 de diciembre. Lo propio dijo la senadora nacional Silvia Giacoppo.

El objetivo del Frente Cambia Jujuy era llevar al menos dos diputados “de Gerardo Morales” al Congreso de la Nación en las elecciones legislativas del 14 de noviembre. Esa meta se vio frustrada, al menos con los resultados del escrutinio provisorio, a cargo del Ministerio del Interior de la Nación, que se puede cotejar en los sitios oficiales y en la aplicación Elecciones Legislativas.

La afirmación categórica de los tres legisladores radicales sufrió un desaire del propio gobernador Gerardo Morales, quien horas después pareció aceptar que la segunda banca que el oficialismo esperaba fue para Alejandro Vilca, el candidato del Frente de Izquierda. “Felicito a Vilca y pido un aplauso para él”, dijo el mandatario provincial desde el mismo escenario.

FotoJet - 2021-11-17T105855.457.jpg

La diferencia con la que el recolector de residuos se quedó con el escaño en el Congreso fue por varios miles de votos, con lo cual, la celebración de Bernis, Burgos y Giacoppo, fue notablemente apresurada.

En el inicio del escrutinio definitivo, a cargo de la justicia electoral, los apoderados del Frente de Izquierda insistieron en que no había posibilidades “físicas ni matemáticas” de que el resultado cambie.

Sin embargo, una comunicación de la oficina de prensa del diputado Bernis encendió la alarma al advertir que sería el conteo final el que defina cómo se reparten las bancas. A partir de ese mensaje, los rumores de fraude y maniobras ilícitas empezaron a arreciar en la provincia.

La izquierda, sin embargo, minimiza las versiones. “Lo de Bernis es irresponsable, pero no es más que gesto de desesperación ante el resultado adverso, no tienen de dónde sacar los votos”, remarcó Gaston Remy, apoderado del FIT.

Dejá tu comentario