Deportes | Juego | Gimnasia | reducido

El Lobo ganó y sigue soñando

Gimnasia venció uno a cero a San Martín de San Juan y se aferra a la ilusión del hincha, de esta manera queda a la espera de Brown de Adrogué y Ferro que jugarán el lunes y martes. Suárez fue autor de gol y figura de un equipo que confirma que dará pelea hasta el último capitulo.

  • Gimnasia suma de esta manera 45 puntos.
  • El gol lo marcó Suarez a los 3 minutos del segundo tiempo.
  • El próximo rival será Villa Dálmine.

El pitazo final del árbitro Córdoba trajo alivio, desahogó y tranquilidad al mundo lobo, no es un secreto que el único resultado posible en Jujuy era la victoria y Sialle y sus muchachos hicieron un gasto mínimo para seguir creyendo en esa ilusión llamada clasificación. No fue el mejor partido pero hoy no importa nada, el lobo sumo tres unidades vitales y llego a los 45 puntos, iguala la línea de Ferro mejor diferencia de gol y queda a dos unidades de la clasificación hoy lugar que ocupa el Deportivo Morón (47).

image.png

Falto juego... a Gimnasia le basto con cortarle el circuito a Rivero y Ruiz y se olvidó de generar la única herramienta de la que se valió fueron centros de Sperduti por derecha y la explosión de un esquivo Ortigoza con el trámite de partido. Sin embargo fue el que propuso primero con Suárez que quiso colgarla, luego López al que le quedó incómodo el remate en la media luna y la búsqueda con rosca al segundo palo del ex Sportivo Las Parejas.

Aunque Giménez pudo haber encontrado el gol tras centro atrás de Berterame y la intervención de Otarola.

El dato negativo de ese periodo fue la lesión en la rodilla izquierda de Gastón Yabale, el jugador se someterá a una resonancia magnética mañana para determinar la gravedad de la lesión

image.png

El complemento encontró a un Gimnasia atento para marcar la diferencia a los tres minutos Ortigoza aparece por izquierda y envía un centro donde Suárez pirueta de por medio la manda al fondo de la red. Uno a cero arriba con la intención de acomodarse mejor al juego. García fue un motor en el medio campo y Juárez el relevo de ida y vuelta, ambos se complementaron para tratar de ganar el balón.

González intento quedar libre y ser el que de ese juego tan necesario en el local, Sperduti extenuado dejo su lugar a Gatti que por las exigencias del pleito tuvo una labor más defensiva. El equipo de el Luigui Villalba era intermitente aparecía de a ratos pero su juego quedaba lejos de Otarola.

Antunes y Suarez intentaron de pelota parada aunque el tiró de "Maravilla" exigió a Coria. El partido se iba esfumando y los muchachos de Sialle se aferraban a el triunfo, el estadio coreaba el vamos Lobo y los jugadores ofrendaban los tres puntos a los hinchas. No son solo tres puntos en el campeonato, es un sueño que aún guarda un par de capítulos más al sueño del hincha.

El próximo sábado el lobo viajará a Campana para enfrentar a Villa Dálmine.

Dejá tu comentario